Fitch ratificó calificaciones de cinco principales bancos colombianos

230

La calificadora de riesgo Fitch Ratings completó hoy una revisión sobre los cinco más grandes bancos de Colombia y sus entidades subsidiarias después de lo cual decidió ratificar las calificaciones y mantener las perspectivas en “estable”.

El informe de la agencia indica que las calificaciones de los bancos más grandes en Colombia fueron ratificadas gracias a la resistencia y a la estabilidad financiera que han demostrado durante el ciclo económico reciente.

Sin embargo, advierte que ese ciclo económico y algunos problemas corporativos, que requirieron aumentos en las provisiones y deterioro de la cartera, han afectado su rentabilidad.

El informe de Fitch Ratings indica que los cinco bancos más grandes de Colombia tienen una participación del mercado entre el 6% y el 25% dentro de los activos del sistema financiero y tienen compromisos por cerca de dos terceras partes de los activos del sistema.

Los cinco bancos calificados fueron Bancolombia, Banco de Bogotá (Grupo Aval), Davivienda, Bbva Colombia y Banco de Occidente (Grupo Aval).

Sobre Bancolombia, la firma señaló que las calificaciones consideraron su robusto perfil y su buen comportamiento en el sector financiero, a pesar de que algunas de sus métricas financieras han tenido un comportamiento desfavorable en relación con entidades internacionales similares.

En cuanto al Banco de Bogotá, consideró como positivo su comportamiento financiero al tiempo que señaló que tiene riesgos de crédito razonables en medio de una amplia diversificación de fuentes de ingresos.

Sin embargo, dijo que la capitalización es una de las debilidades más importantes del banco que hace parte del Grupo Aval.

Para el caso de Davivienda, la firma lo consideró como uno de los bancos locales más resistentes en su comportamiento financiero y, dijo, tiene una capacidad razonable por la calidad de sus activos, así como en las métricas de la calidad de sus activos

Se destacó como apropiado el manejo del riesgo y su clara visión estratégica de largo plazo. A pesar de ello, su capitalización es desfavorable en comparación con las métricas de algunos de sus pares internacionales y es considerada por ello uno es una de sus principales debilidades en cuanto a los bancos nacionales.

Adicionalmente, la agencia calificadora de riesgo destacó que, teniendo en cuenta el tamaño y la importancia sistémica que tiene estos cinco bancos, se espera que recibirían el apoyo del Gobierno en caso de requerirlo en épocas de crisis.