Terpel formalizó adquisición de negocio de lubricantes de ExxonMobil

299

La compañía colombiana Terpel, dedicada a la distribución de combustibles y lubricantes, suscribió hoy los contratos de compraventa de los activos asociados al negocio de lubricantes de ExxonMobil Colombia S.A.

Detalló que ese negocio se cerró sin incluir la cartera ni las cuentas por cobrar.

El precio pagado fue de $271 mil millones más un potencial ajuste de inventarios.

Terpel (que es propiedad de la chilena Copec) dijo que los activos de ExxonMobil Colombia, asociados al negocio de lubricantes y que se incorporarán a la propiedad, incluyen la fábrica de Cartagena, los contratos asociados al referido negocio, los inventarios, los envases, la materia prima, los equipos de laboratorio, los equipos del centro de distribución y las acciones de la sociedad ExxonMobil de Colombia Sociedad Portuaria S.A., entre otros.

Además, con el fin de cumplir lo ordenado por la Superintendencia de Industria y Comercio, Terpel realizó hoy la venta de parte de sus activos de lubricantes, esto es, la fábrica de Bucaramanga; los equipos de laboratorio; la parte de industria de los contratos vigentes que incluían el suministro de Maxter y Maxter Progresa; y las marcas Maxter y Maxter Progresa, a ExxonMobil de Colombia S.A., la cual deberá seguir operándolos con total normalidad e independencia.

La mencionada enajenación de parte de los activos del negocio de lubricantes de Terpel a ExxonMobil de Colombia asciende a $41.453 millones que incluye el valor de los inmuebles de la planta de producción de lubricantes de la ciudad de Bucaramanga y otros activos, inventarios de producto terminado sujeto a un eventual reajuste.