Gobierno prepara nuevo esquema para adjudicar áreas petroleras

218

Colombia prepara un nuevo sistema ajustado por las variaciones de precios para la adjudicación de áreas petroleras con el que busca dinamizar la inversión de las empresas y encontrar nuevos yacimientos que le permitan aumentar sus reservas a por lo menos 10 años de consumo, dijo un alto funcionario gubernamental.

“La nueva forma de asignar áreas es un elemento que nos va a traer un dinamismo muy importante. Estamos en la parte final para la aprobación de los términos de referencia para el proceso competitivo que es el mecanismo novedoso para asignar áreas en Colombia”, dijo el lunes a Reuters el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Orlando Velandia.

El funcionario explicó que el nuevo sistema implica contratos flexibles ajustados a las variaciones de los precios internacionales del crudo y la posibilidad de que las compañías propongan explorar en áreas en las que estén interesadas y no hayan sido ofrecidas por el gobierno.

El país tiene unas reservas probadas de 1.782 millones de barriles que equivalen a 5,7 años de consumo, con una producción promedio de 860.000 barriles diarios actuales, destinada en un 50 por ciento al consumo interno y el resto a la exportación.

Hasta ahora el país ha usado el sistema de rondas en el que define unos bloques de exploración y los asigna cada dos o tres años en un proceso de licitación en el que la empresa que haga la mejor oferta económica se los adjudica. Si un bloque no se entrega queda a la espera de un nuevo proceso de licitación.

Colombia, el cuarto productor latinoamericano de crudo, realizó sus últimas rondas en los años 2012 y 2014, en las que adjudicó 76 bloques. En los últimos cuatro años el país no ha asignado áreas debido a la crisis que enfrentó el sector por una caída de los precios internacionales.

Velandia dijo que aprovechando el conocimiento geológico y el potencial petrolero del país, con el cambio de sistema se busca hacer permanente la posibilidad de ofertar por áreas de exploración.

“El nuevo esquema permite que las compañías a iniciativa puedan proponer áreas en las que estén interesadas”, explicó. “Una vez evaluemos áreas y estén colocadas en el mapa, que las compañías vengan a ofertar en un proceso continuo competitivo que es la característica y la regla general de Colombia”.

Mejores condiciones

Adicionalmente, el sistema busca privilegiar a la primera empresa que haga una oferta para adjudicarse una área, permitiéndole mejorar las propuestas de los demás competidores.

También elimina las inversiones fijas tasadas sobre la base de una tabla unitaria de precios de la ANH, que obligaba a las compañías a compensar al Estado si no cumplían el plan de gastos, e incorpora un sistema de puntos que privilegia el cumplimiento de las actividades por encima de los gastos para premiar la eficiencia de las empresas.

Asimismo, las empresas que enfrenten un escenario baja productividad, dificultades sociales o problemas de licenciamiento ambiental existirá la posibilidad de que los compromisos exploratorios sean trasladados a otras áreas de la misma compañía u ofrecidas por la ANH.

Los cambios al sistema de adjudicación de bloques petroleros costa afuera y en tierra firme deben ser aprobados en los próximos días por el Consejo Directivo de la ANH, conformado por los ministros de Minas y Energía, de Hacienda, otros tres funcionarios de alto nivel y dos delegados del presidente.

Si las modificaciones no se hacen antes del 7 de agosto, la aprobación quedará en manos del nuevo gobierno del presidente electo Iván Duque, quien remplazará a Juan Manuel Santos.

Con el nuevo sistema Colombia aspira a ofrecer al menos 20 bloques en su área continental y costa afuera en el Mar Caribe, con una extensión aproximada de dos millones de hectáreas.

El país cuenta con 23 cuencas sedimentarias con potenciales para la búsqueda de recursos de hidrocarburos, que suman unos 600.000 kilómetros cuadrados, pero solo ha buscado en cinco.

Velandia dijo que el país incrementará la exploración aprovechando la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc.

El funcionario sostuvo que se necesitan inversiones anuales por 6.000 millones de dólares, frente a los actuales 4.500 millones de dólares, para aumentar la exploración en nuevas áreas e incrementar las reservas.