Entradas por US$11.900 millones a emergentes en julio

110

Luego de dos meses de salidas, los flujos netos de carteras de no residentes hacia los mercados emergentes fueron positivos en julio, indicó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).  

Estima que los mercados emergentes observaron entradas de 11,9 mil millones de dólares en julio, y las acciones (7,9 mil millones de dólares) recibieron aproximadamente el doble de las entradas de los mercados de deuda. El séptimo mes del año, fue uno de los meses más débiles de los últimos dos años.

Por región, América Latina atrajo la mayor cantidad combinada de capitales y flujos de entrada de deuda (7.200 millones de dólares), ayudados por flujos sólidos hacia Brasil y México, ya que ambos países vieron desarrollos políticos más favorables (aunque aún inciertos).

Los mercados emergentes en Asia siguieron con 5,4 mil millones de dólares en entradas combinadas, mientras que los de África y Medio Oriente estuvieron casi plana (0,4 billones de dólares) y los de Europa vieron salidas modestas (- 1 billón de dólares) ya que las amenazas de sanciones pesaron sobre los activos turcos.

En tanto que China se ha vuelto cada vez más importante en los flujos de mercados emergentes en general, ya que su participación sigue aumentando en aproximadamente el 25 % en 2010-2016 al 40 % en los últimos dos años. Esto refleja, en parte, los esfuerzos graduales de China para abrir sus bonos nacionales y mercados bursátiles a los inversores extranjeros.

Los flujos de capital también han recibido un impulso estructural en el último año, ya que los inversores anticiparon el proceso de inclusión de MSCI de dos etapas en junio y septiembre.

Los flujos de capital mensuales a China, basados en datos diarios de la conexión de valores entre China y Hong Kong, están disponibles para el último mes, mientras que los flujos de deuda están disponibles con un retraso de un mes.

“Estimamos que los flujos de capital a China fueron de 5,3 mil millones de dólares en julio, con lo que los flujos del año hasta la fecha llegaron a 41,4 mil millones de dólares frente a 16 mil millones de dólares en el mismo período en 2017. Del mismo modo, 7,6 mil millones de dólares fluyeron a los mercados de deuda en junio, llevando los flujos de un año a 60 mil millones de dólares, frente a $ 9 mil millones el año pasado. Sin embargo, una mayor debilidad del Renminbi (moneda de curso legal de China) podría ser un obstáculo significativo para dichos flujos de cartera (como lo ha hecho en el pasado)”, puntualizó.

Después de cinco meses de entradas netas positivas directas, los mercados emergentes vieron salidas netas de capital de casi 24 mil millones de dólares en junio.

En el contexto de mayor aversión global al riesgo y tensiones comerciales crecientes, la reversión de junio llevó los flujos de capital de emergentes a alrededor de 11 mil millones de dólares en el segundo trimestre de 2018.

Esto marca una notable desaceleración de unos 118 mil millones de dólares de entradas netas en el primer trimestre. La reducción fue más notable en China. Mencionó IIF que las salidas netas de capital de China fueron de 14.200 millones de dólares en junio, las primeras salidas netas mensuales de este año.

Si bien la debilidad de la moneda china proporciona cierto respiro a los exportadores de ese país a medida que persisten las tensiones comerciales, los esfuerzos de las autoridades chinas para estimular la economía a través de políticas expansivas deberían ayudar a frenar las posibles salidas de capital.

Sin embargo, el estímulo a gran escala podría desencadenar nuevamente una fuerte acumulación en los niveles de deuda total de China, que ahora se acerca al 300% del PIB a partir del segundo trimestre de 2018, frente a menos del 175 % de hace una década. Fuera de China, los flujos netos de capital siguen siendo mediocres.

Por último, casi todos los países de nuestra muestra fueron testigos de una marcada desaceleración en el ritmo de las entradas netas en el segundo trimestre.

La desaceleración ha sido más pronunciada en India, Polonia, Brasil, Argentina y Turquía.

“Nuestras estimaciones muestran que los mercados emergentes acumularon alrededor de 32 mil millones de dólares en reservas de divisas en el segundo trimestre y unos 86 mil millones de dólares en el primer trimestre. Pero, la mayor parte de esta acumulación fue impulsada por China. En otros mercados emergentes, los bancos centrales vendieron más de 8 mil millones de dólares a través de operaciones de reserva en defensa de sus monedas”, finalizó.