EPM ahorrará $1 billón; Concejo de Medellín debate esta semana plan de desinversión

124

El plan de reducción de costos y gastos internos es cercano a 1 billón de pesos, dijo el gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, en rueda de prensa en Medellín.

Así lo hizo saber al entregar detalles sobre la propuesta de desinversiones de EPM que hoy surtió su primer día de discusiones en sesiones extraordinarias en el Concejo de la ciudad. Esas sesiones se extienden hasta el sábado.

Es decir, la expectativa de la empresa es que, al menos, se lleve a cabo un debate en la Comisión Primera y en Plenaria.

De lo contrario, deberá esperar hasta octubre, cuando nuevamente hay sesiones ordinarias.

“Tenemos la confianza y el optimismo de que entenderán las razones expuestas y esperamos mandar las próximas señales a los mercados pronto. Mientras más rápido se tomen las decisiones, mejor, porque se reduce la incertidumbre”.

“El plan de reducción tiene varias capas, como la austeridad. Uno puede reducir el patrocinio de eventos públicos, estudios y consultorías. Sí ha habido impacto en la fuerza laboral, se ha limitado la renovación de contratos a término fijo”, indicó.

El directivo manifestó que la empresa descartó la posibilidad aumentar su nivel de endeudamiento para cubrir los 4 billones de pesos que representa el atraso del inicio de operación de HidroItuango hasta el segundo semestre de 2021, porque el nivel actual no lo permite.

“No queremos presentarnos como un papel de riesgo, sino seguir siendo una opción sólida, con grado de inversión, no podemos adquirir más deuda”, explicó.

Los niveles actuales de endeudamiento, dijo, no nos permiten adquirir más deuda y queremos mantener el grado de inversión.

Aclaró que hay dos EPM, la operativa que viene funcionando sin ningún traumatismo y que “incluso tiene indicadores superiores a los del año pasado”, y la EPM que construye el proyecto hidroeléctrico Ituango y que genera unas necesidades de caja por la contingencia.

“Una no tiene que ver con la otra”, comentó.

Ratificó que EPM seguirá siendo ciento por ciento pública y que prevé que el Ebitda seguirá creciendo en próximos años, pero no tanto.

Costos y Ebitda

Londoño calcula que el Ebitda del año 2018 sea de unos 5 billones de pesos, creciendo en comparación con los 4,7 billones de pesos del 2017.

Así mismo, la contingencia obliga a invertir recursos adicionales para la terminación del proyecto de entre 1,5 billones de pesos y 2 billones de pesos.

El costo de atención desde el punto de vista socioeconómico suma entre 500 mil millones pesos y 1 billón de pesos; es decir, el apoyo a las personas que tuvo que evacuar y el apoyo al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y de Desastres.

Es decir, la cifra de pendientes oscila entre 6 billones de pesos y 7 billones de pesos.

El plan de mejora de infraestructura de EPM totaliza 14 billones de pesos, de los cuales 2 billones fueron aplazados para que entren a Hidroituango.

Mencionó que la regulación para el sistema de energía y alcantarillado exige estándares de calidad mínimos, so pena de ser sancionados por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, lo cual exige que se estén haciendo inversiones en redes.

Por tanto, si además de los dos billones de pesos, se aplazan 6 billones de pesos más, se incumpliría con esos estándares, “lo cual haría perder la confianza de los usuarios”.

“Si no hago inversiones, nos obliga a devolverlo ese dinero a los usuarios y a una tasa más cara”, precisó.

Tampoco contempla dejar de hacer transferencias a Medellín y su Área Metropolitana.

Detalló que EPM transferirá 4 billones de pesos a esta administración, lo cual genera un impacto socioeconómico (inversión social).

Después del análisis anterior, tomaron la decisión de incluir en su plan de desinversión la venta de su participación ISA, que se traduciría en 1,5 billones de pesos, al actual precio de acción, así como de las empresas chilenas, por su tamaño (2 billones de pesos).

“Las empresas Aguas de Antofagasta tienen una triple condición, tienen un nivel de deuda, lo que quiere decir que el comprador va a adquirirla y libera a EPM.

Además, tiene la concesión hasta 2033, pero para sacarle el jugo había que hacer más inversiones; libera inversión”, comentó.

Mencionó que ya tienen interesados nacionales e internacionales en las ventas de ambas compañías.

“El sector de agua en Chile es competido y les interesa a grandes jugadores. Esperamos que haya competencia”, añadió con respecto a la venta de Aguas de Antofagasta para recaudar recursos que irán a HidroItuango.