Bancolombia no ve una crisis “tan clara” para sector eléctrico tras Hidroituango

142

El gerente en renta en Renta Variable del Grupo Bancolombia, Jairo Julián Agudelo Restrepo, afirmó que no está viendo esa crisis tan clara para el sector eléctrico a raíz de la contingencia de Hidroituango.

“Cuando se adjudicó Hidroituango, el escenario medio de crecimiento de la Unidad de Planificación Minero Energética (Upme) estaba muy por encima del que realmente fue. Por eso es que ahora que debería entrar Hidroituango, no se necesita. Por tanto, el precio en Bolsa no ha rebotado tan duro, solo lo esperado, pero hay capacidad ociosa”, explicó.

En resumen, hasta finales de 2020, no habría ningún tipo de preocupaciones, bajo condiciones climáticas normales; si no hay un fenómeno de El Niño fuerte.

En relación con alternativas, mencionó que el Gobierno ya sacó algunas regulaciones para tratar de impulsar inversiones de centrales pequeñas y que un tema tributario como lo está haciendo para las energías alternativas podría ayudar.

“Pero el problema que tiene en este momento el país es que no tiene ningún proyecto de esa magnitud bajo construcción”, indicó.

Los únicos, según el analista, son Porvenir II de Celsia, con una inversión que puede superar los 800 millones de dólares: “Pero es un proyecto que hasta el momento no han dicho que lo van a desarrollar. Estaban pidiendo cotizaciones para ciertos montajes, puede durar entre tres años o cuatro años en construcción, o sea que para 2020 no estaría”, comentó.

Agregó que las plantas de regasificación o energías alternativas se construyen más rápido, pero no generan lo mismo.  

Las generadoras se beneficiarían dependiendo de qué tanto sea la demanda y de qué tanto suba el precio en Bolsa. Hay oportunidades de generación. Las transmisoras no se afectan porque haya más o menos demanda.

Pero si dicen que Hidroituango no va, “sería un tema más crítico”, comentó.  

El mercado está asumiendo que el proyecto se está retrasando y que en algún momento entrará en operación, de lo contrario, habría que buscar como reemplazar 2.800 megavatios.  

En ISA, lo importante es Brasil, qué van a hacer con los recursos que le están entrando con la indemnización. Ellos deberían registrar ese valor el año pasado, pero en caja le va entrando periódicamente.

Finalizó diciendo que el tema en Brasil ya no es tan rentable, porque hay mucha competencia, pero que la empresa tiene capacidad de expansión.