Codirectora Soto prevé tasas estables; PIB de 3,5% e inflación en 3,2% en 2019

213

Colombia alcanzará su potencial de crecimiento de 3.5 por ciento el próximo año a medida que la economía se recupere completamente, pero seguirá siendo vulnerable a las presiones comerciales globales, dijo la codirectora del Banco de la República, Carolina Soto.

Soto está de acuerdo con el equipo técnico del banco en que el producto interno bruto se expandirá un 2,7 por ciento este año, dijo a Reuters el martes en su primera entrevista desde que se unió al directorio en julio.

“Creo que se consolidará más en 2019. Creo que vamos a crecer un mínimo del 3,5 por ciento, si no más, impulsado por la minería, la energía y la construcción”, dijo Soto en su oficina de Bogotá.

Aunque la recuperación de los principales socios comerciales del país ha sido favorable, las cifras de exportaciones de Colombia son frágiles, especialmente con la revisión de los acuerdos comerciales de los Estados Unidos, dijo Soto.

“Siempre podría haber eventualidades. Por ejemplo, si estas tensiones comerciales causan un nuevo colapso de las exportaciones, seguimos siendo vulnerables en términos de exportaciones”, dijo.

“El precio del café no ayuda y aún necesitamos diversificar más, así que ahí es donde somos vulnerables”, agregó.

Soto, quien fue viceministro de finanzas durante el gobierno anterior, dijo que la inflación finalizaría 2018 en torno al 3,3 por ciento y el próximo año en un 3,2 por ciento, ligeramente por encima del objetivo a largo plazo del banco del 3 por ciento.

El banco ha mantenido su tasa de interés de referencia en 4,25 por ciento desde abril, después de hacer recortes de 350 puntos básicos a partir de diciembre de 2016 en un intento por impulsar la recuperación económica. El PIB de Colombia se expandió 1.8 por ciento en 2017.

Soto, que se describió a sí misma como ortodoxa y económicamente conservadora, no dijo cuánto tiempo más se mantendría la tasa.

“Depende del resto de los factores, pero en este punto si las condiciones no cambian, esa estabilidad en la tasa debería mantenerse”.

Soto dijo que, aunque Colombia no se encuentra en una situación “caótica”, su posición fiscal sigue siendo uno de los principales riesgos para la cuarta economía de América Latina.

El Ministerio de Finanzas dijo que el país andino enfrenta un déficit presupuestario de $ 8.6 mil millones, aunque Soto dijo que pensaba que era menos.

“El riesgo más importante es fiscal: que perdamos credibilidad en la gestión de las finanzas públicas”, dijo.

(Con información de Reuters)