Confirmada calificación de Frontera Energy por fortalezas operativa y financiera

182

La agencia estadounidense S&P Global Ratings ratificó su calificación crediticia de emisor a largo plazo en escala global ‘BB-‘ para la petrolera canadiense Frontera Energy.

También afirmó la calificación de nivel de emisión ‘BB-‘ para los bonos senior no garantizados de la compañía por US$350 millones con vencimiento en 2023, mientras la perspectiva sigue siendo estable.

En su reporte, la firma dijo que la ratificación refleja “nuestra expectativa de que Frontera continuará publicando un rendimiento operativo y financiero estable en los próximos 12 meses debido a los precios del petróleo favorables esperados, una producción estable de petróleo y ahorros en transporte provenientes de la renegociación de varios de sus contratos con oleoductos colombianos”.

A partir del 30 de junio de 2018, los ingresos de Frontera aumentaron un 13% y tuvo una mayor rentabilidad en comparación con el año pasado, lo que resulta en una deuda a Ebitda de 1.4x.

“Creemos que la empresa mantendrá márgenes sólidos, de alrededor del 40%, y una sólida generación de flujo de efectivo interno en los próximos 12 meses Esto, junto con un sólido balance de efectivo de alrededor de US$550 millones al 30 de junio de 2018, permitirá a Frontera realizar importantes inversiones de capital para mantener su producción y reserva manteniendo su deuda ajustada en alrededor de US$620 millones”, destacó el informe conocido por Valora Analitik.

Además, la compañía emitió notas senior no garantizadas por US$350 millones en junio de 2018, frente a un monto propuesto de US$500 millones, lo que lleva a una deuda menor a la esperada.

Las métricas financieras mejores a las esperadas, dijo, llevaron a una revisión de su evaluación en el perfil de riesgo financiero de Frontera hasta “intermedio” desde “significativo”.

S&P ahora estima que la deuda a Ebitda se ubique por debajo de 1.5x en los próximos 12 meses.

Frontera tiene una posición de liderazgo en Colombia dado que es el más grande operador independiente de petróleo y gas en el país. Sin embargo, desde que la concesión para operar el campo Rubiales finalizó a mediados de 2016, la producción de la compañía se redujo drásticamente a 64.000 barriles de petróleo equivalente (boed) al 30 de junio de 2018 desde 128.000 al corte del 30 de junio de 2016.

Y agregó que “la producción de petróleo estará en 65.000-67.000 boed para 2018 y 2019, debido al declive natural de los campos Creciente, Quifa y Guatiquía, mitigados por la perforación de nueva optimización de pozos y yacimientos”.

Por otra parte, en opinión de la calificadora, Frontera sigue teniendo un tamaño considerablemente menor en escala que Ecopetrol (BBB- / Stable / -) y sus pares globales en términos de producción y reservas con reservas 1P de 114.1 millones de barriles de petróleo equivalente (boe) al 31 de diciembre de 2017, lo cual, sumado a una falta de información geográfica diversificada, dado que la compañía produce alrededor del 85% de su petróleo en Colombia. “Estos factores tienen un impacto negativo en la evaluación de la compañía”, concluyó.