Fitch confirmó calificaciones del Distrito de Barranquilla

La agencia Fitch Ratings ratificó en ‘AAA(col)’ y ‘F1+(col)’ las calificaciones nacionales de largo y corto plazo respectivamente del Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla con una perspectiva de largo plazo estable.

La calificación riesgo emisor de largo plazo de Barranquilla considera su relevancia económica en el contexto nacional, la buena generación de ingresos tributarios con tendencia favorable, la inversión pública y privada creciente y, su fortaleza como entidad autónoma para aplicar medidas que fortalezcan la recaudación, dijo la firma.

Debido al dinamismo observado, la inversión pública de capital ha mostrado una tendencia creciente. Los indicadores de desempeño financiero y deuda directa relativos podrían presentar una variación a través del ciclo, factor ya descontado en el nivel de calificación e información disponible actual.

Para Fitch, Barranquilla continúa con una generación de ingresos tributarios favorable, los cuales han mantenido un nivel superior en 2,5% al cierre de 2017 comparado con el observado en 2016.

“La administración continúa aplicando estrategias para fortalecer el recaudo, apoyado por el buen dinamismo económico en el Distrito y la autonomía catastral que le permite tener un mayor control sobre la base catastral”, destacó el informe.

Esto último, dijo, permite mantener una estabilidad en la generación de balances, continuar con los proyectos de inversión de capital y servir deuda. A diciembre 2017, el balance corriente ajustado calculado por Fitch, representó 37,5% de los ingresos corrientes ajustados por Fitch.

Este indicador es comparado con sus pares en escala local y, su posición relativa es favorable. La agencia prevé que los márgenes se mantendrán en un nivel acorde con sus pares en el mismo nivel de calificación, considerando que podrían presentar variaciones a través del ciclo.

Deuda
Al cierre del ejercicio fiscal 2017, Barranquilla presentaba una deuda directa total de largo plazo de $682.578 millones o 2,82 veces (x) el balance corriente ajustado por Fitch.

La agencia considera que, si bien el indicador relativo ajustado es elevado, la posición de la entidad en términos económicos y relevancia en el contexto nacional, además de su capacidad para generar ingresos, le permiten recuperarse rápidamente frente a un entorno adverso.

Asimismo, su posición relativa con pares en el mismo nivel de calificación es adecuada.

Los indicadores prospectivos de endeudamiento a largo plazo relativos calculados por Fitch consideran las pretensiones de deuda del marco fiscal de mediano plazo a junio de 2018. Los niveles de deuda a largo plazo esperados se mantienen en línea con la calificación de la entidad y sus pares locales. La agencia estará atenta a las actualizaciones y planes prospectivos del Distrito, analizando los posibles impactos en los niveles de endeudamiento y sostenibilidad.

La perspectiva de la calificación de largo plazo es estable, por lo que Fitch no espera un movimiento en la misma.

Si bien, un deterioro importante en los indicadores de endeudamiento y sostenibilidad que sean desfavorables con respecto a sus pares en el mismo nivel de calificación, así como una limitada liquidez y un incremento en el riesgo respecto a las entidades descentralizadas del Distrito; son factores que podrían impactar las calificaciones negativamente.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias