Confirmadas calificaciones del Banco Popular y sus emisiones de bonos

362

El Comité Técnico de BRC Investor Services confirmó las calificaciones de deuda de largo plazo de ‘AAA’ y de deuda de corto plazo de ‘BRC 1+’ del Banco Popular S. A., que pertenece al Grupo Aval.

Asimismo, confirmó las calificaciones de deuda de largo plazo de ‘AAA’ de los bonos ordinarios y de ‘AA+’ de los bonos subordinados del Programa de Emisión y Colocación de Bonos Ordinarios y/o Bonos Subordinados hasta por $7 billones.

La demanda por créditos de libranzas para pensionados y empleados del sector oficial, en los cuales se concentra el Banco Popular, ha mostrado una fuerte resiliencia frente al cambio de las condiciones económicas, dijo la firma.

A pesar de la competencia agresiva, espera que el banco conserve su posición de liderazgo en este mercado, y que la tasa de crecimiento de su cartera de consumo se ubique en torno a 14% anual durante los próximos 12 a 18 meses. Asimismo, la recuperación gradual de la actividad económica y los bajos niveles de tasa de interés contribuirán a que su cartera comercial mantenga una tasa de crecimiento anual cercana a 10%.

Todo lo anterior, según la calificadora, implicaría una continuación en la tendencia de fortalecimiento de la posición de negocio del banco, “lo cual es altamente relevante pues su debilitamiento fue una de las principales amenazas que identificamos para el perfil crediticio del banco en revisiones anteriores”.

Los indicadores de solvencia del Banco Popular disminuyeron más allá de la expectativa con un indicador total cercano a 10% y básico de 8,5% a junio de 2018.

Teniendo en cuenta el fortalecimiento de la capacidad competitiva del banco, el repunte gradual de la demanda de crédito en la economía y las prioridades estratégicas de la administración enfocadas en fortalecer la posición de negocio, considera la firma que la presión sobre la fortaleza patrimonial del banco se mantendrá en los próximos 12 a 18 meses.

De esta forma, los indicadores de solvencia se mantendrían en niveles similares a los observados en el primer semestre de 2018.

“En nuestra opinión, los indicadores favorables de calidad y cobertura de cartera del Banco Popular compensan parcialmente el debilitamiento de su fortaleza patrimonial. Asimismo, nuestra calificación incorpora una alta probabilidad de que el banco reciba apoyos de capital por parte de su principal accionista, Grupo Aval, en caso de que su solvencia se aproxime al mínimo regulatorio”, dijo el informe de BRC.

Esta expectativa se deriva de la alta importancia estratégica del Banco Popular para el Grupo Aval, así como de la capacidad económica y disposición de este último por respaldar a su filial en caso de la materialización de un escenario de estrés.

Luego de tres años de disminución consecutiva, durante el último año la rentabilidad patrimonial del Banco Popular cambió de tendencia gracias al mayor dinamismo de los ingresos de intereses y la disminución del costo de fondeo, situación que se ajustó a nuestras previsiones.

Dada la expectativa de la calificadora de un crecimiento adecuado de cartera, la estabilidad de las tasas de interés en niveles mínimos de los últimos cuatro años y pérdidas crediticias controladas, espera que los ingresos netos de intereses después de deterioro continúen presentando una dinámica de crecimiento favorable y permitan que el Banco Popular cierre gradualmente la brecha desfavorable frente a los pares con una rentabilidad sobre el patrimonio entre 9% y 10% para 2019.

El Banco Popular mantiene indicadores de calidad y cobertura de cartera con un excelente desempeño en comparación con sus pares y la industria. Este comportamiento es consecuente con el enfoque de su cartera de consumo en libranzas y de la cartera comercial en clientes corporativos y del sector oficial, los cuales tradicionalmente han presentado bajos niveles de morosidad.

BRC estima que el banco conserve esta fortaleza en la medida que no espera cambios significativos en la composición de su cartera de créditos.