Fitch elevó calificación de Gran Colombia Gold con perspectiva estable

La agencia internacional Fitch Ratings decidió hoy mejorar la calificación de emisor (IDR) de la minera canadiense Gran Colombia Gold Corporation (GCM) hasta ‘B’ desde ‘B-‘, con perspectiva estable.

La actualización refleja el refinanciamiento exitoso de la compañía de sus obligaciones de 2020 y 2024 a través de sus bonos senior garantizados vinculados con oro por US$98 millones, la liquidación de sus obligaciones de 2018 con acciones y un plan minero mejorado en sus operaciones de Segovia centradas en la reducción de costos y el mineral de alta calidad.

A eso se sumó la eliminación de los fondos de amortización que capturaron esencialmente el 100% del flujo de efectivo excedente de GCM en sus obligaciones anteriores de 2018, 2020 y 2024 que ha permitido a la compañía mejorar su posición de liquidez, con lo cual pudo invertir en su negocio y realizar programas de perforación en sus operaciones de Segovia para optimizar su plan minero.

Según la firma, GCM sigue siendo altamente especulativa y es vulnerable a los débiles precios del oro y al peso colombiano más fuerte, aunque sigue habiendo cierto margen de seguridad.

El riesgo crediticio de GCM se encuentra en 2020 y 2021, con un perfil de producción más bajo esperado y posibilidad de calificaciones más bajas, dijo. Si los precios más bajos del oro y un peso más fuerte coincidieran con una menor producción de la mina, esto presionaría el flujo de efectivo, sentenció la firma.

La minera realiza aproximadamente el 89% de su producción minera desde sus minas en sus operaciones de Segovia, lo que genera esencialmente todo su Ebitda.

Las operaciones de Segovia están compuestas por tres minas operativas, una planta de procesamiento y mineros artesanales adicionales que operan en las concesiones de GCM, un área de alrededor de 9.000 hectáreas.

La concentración del flujo de efectivo en Segovia aumenta el impacto de las paradas de producción debido a accidentes, disturbios laborales y eventos climáticos, y se incluye en la calificación de “B”, explicó Fitch.

Segovia tiene una vida útil de ocho años con 2.3 millones de onzas de recursos totales y altas leyes de mineral en relación con otras minas subterráneas de oro.

Un riesgo adicional que ha restringido la calificación de la compañía es la vulnerabilidad de la estructura de costos de la compañía al valor del peso colombiano.

La estructura de costos de la compañía disminuyó de US$1.325 por onza en 2013 a US$915 por onza al 30 de junio de 2018.

Parte de la mejora en su estructura de costos fue el resultado de un debilitamiento del peso junto con una mayor producción, que redujo los costos fijos por unidad.

Un peso más fuerte presionaría, dijo la firma, la estructura de costos de la compañía. GCM ha tomado medidas para reducir sus costos fijos generales, lo que también ha ayudado a mejorar su posición de costos.

Fitch concluyó que la generación de flujo de efectivo se ha beneficiado del aumento de los niveles de producción en Segovia con grados de cabeza más altos, precios de oro realizados más altos y un costo de efectivo estable por onza. El CFO aumentó a US$56 millones al 30 de junio de 2018 comparado con US$42 millones para 2017 y US$23 millones para 2016.

Proyecta que el flujo de efectivo se utilizará para aumentar las actividades de exploración en Segovia, ampliar sus reservas y recursos, y explorar y desarrollar aún más los 24 Venas conocidas bajo su título.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias