Estados Unidos planea sanciones a las exportaciones de oro de Venezuela

Washington está preparando sanciones para impedir las exportaciones de oro de Venezuela y reprimir lo que los funcionarios de los Estados Unidos llaman “un esfuerzo del presidente Nicolás Maduro por saquear las riquezas de la Nación y compensar una campaña de los Estados Unidos para exprimir las finanzas del gobierno autoritario”.

Las acciones punitivas, que fuentes informaron podrían ocurrir esta semana, siguen una serie de comentarios de los principales funcionarios de la administración de Donald Trump, que expresaron su preocupación por las operaciones de oro del gobierno de Maduro.

Gran parte del oro extraído en Venezuela —más de 20 toneladas este año, según funcionarios de Estados Unidos, por cientos de millones de dólares— se envió a Turquía, que se ha convertido en un aliado clave para el gobierno cada vez más aislado.

Los Estados Unidos han acusado a Caracas de abusos generalizados, contribuyendo a un desastre humanitario que ha llevado a millones a huir del país.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha incluido en la lista negra y congelado los activos de casi 70 funcionarios venezolanos.

“La idea es cortar la triangulación del oro y el movimiento de fondos ilegales a través de compañías fantasmas”, dijo una de las personas informadas sobre los planes de los EE. UU.

En el pasado, el gobierno ha condenado las sanciones estadounidenses como parte de un complot internacional para derrocar al gobierno de izquierda de Venezuela.

El asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, dará un discurso el jueves en Miami, donde residen muchos exiliados políticos venezolanos, que se concentran en América Latina.

Si la administración decide seguir adelante con la última ronda de sanciones venezolanas, probablemente coincidirá con el discurso del señor Bolton.

A principios de este mes, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, tratando de aumentar la presión internacional sobre Venezuela, dijo a sus homólogos en una cumbre ministerial en Indonesia que las ventas de oro se habían convertido en un canal vital para que Caracas evadiera las sanciones de Estados Unidos.

Jonathan Cohen, enviado adjunto de Estados Unidos a las Naciones Unidas, dijo en una reunión separada de la ONU que los funcionarios venezolanos han recurrido “a otro recurso valioso para saquear”, en medio de la caída de la producción petrolera de Venezuela.

Más datos sobre minería de oro en Venezuela

Por otro lado, al sancionar a individuos y compañías que ayudan a la minería de oro y las exportaciones del gobierno de Maduro, la administración podría interrumpir las ventas de oro asustando a otras empresas que temen multas por manejar el oro venezolano.

Las sanciones pueden frenar las ventas internacionales al elevar el costo de hacer negocios para Caracas al tiempo que proporciona a las instituciones financieras, compañías navieras y aseguradoras datos para monitorear a las compañías que puedan estar usando sus servicios para exportar oro venezolano.

Maduro ha pasado gran parte de los últimos dos años bombeando oro como una opción para superar la hiperinflación que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dice que superará el 1.300.000 % este año. En las transmisiones televisivas casi diarias, habla de usar oro para respaldar una nueva criptomoneda que su gobierno ha lanzado y promueve la inversión en un territorio rico en minerales en el sur de Venezuela, llamado Arco Minero del Orinoco.

Los diplomáticos occidentales que han rastreado la región minera sin ley advierten que los grupos colombianos, incluido el Ejército de Liberación Nacional (ELN), están luchando con otros grupos criminales para controlar la minería de oro. Las confrontaciones a principios de octubre costaron la vida a al menos 17 personas, según las autoridades venezolanas.

En julio, el ministro de minería de Venezuela, Víctor Cano, dijo que el oro extraído de la región se estaba enviando a Turquía para refinarlo y evitar así el riesgo de que se incautaran los activos venezolanos en otras naciones europeas como Suiza, que ha estado cooperando con las autoridades de EE. UU.

Turquía importó 867 millones de dólares en metales preciosos desde Venezuela hasta agosto, en comparación con ninguno en 2017, según el sitio web del Instituto de Estadísticas de Turquía. No se registraron exportaciones de metales preciosos a Venezuela.

Algunos analistas dicen que dadas las compras de petróleo iraníes realizadas por compañías turcas en el pasado, Venezuela podría estar utilizando Turquía como un conducto para mantener el flujo de petróleo iraní después de que las sanciones de Estados Unidos contra Teherán que prohíben las exportaciones de crudo de la nación entren en vigor la próxima semana.

Los funcionarios de la embajada turca en Washington no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

A través de acuerdos bilaterales, las compañías turcas han asegurado acuerdos de suministro de alimentos con Venezuela, ayudando a Caracas a llenar los estantes de los supermercados con productos turcos.

(Tomado de Wall Street Journal)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias