Este es el camino que le espera a la Ley de Financiamiento en el Congreso

Mínimo tres y máximo cuatro son los debates que tendrá que sortear la Ley de Financiamiento en el Congreso de la República.

Si las comisiones económicas de Senado y Cámara de Representantes sesionan conjuntamente, las votaciones serán tres. De lo contrario, si las comisiones sesionan por separado habrá un round más que la Ley de Financiamiento deberá sobrepasar antes de su aprobación.

De acuerdo con cálculos del Gobierno, el proyecto tiene un plazo de seis semanas para ser aprobado en el Legislativo. Es decir, tendría fecha límite para ser aprobado el 14 de diciembre (sobre una Legislatura cuyas sesiones ordinarias terminan el 16 de diciembre).

A pesar de tener la mayoría en el Congreso, y a diferencia de lo sucedido en días pasados con el Presupuesto General de la Nación y el debate de moción de censura, el Gobierno Nacional tendrá que luchar para ver aprobada la Ley de Financiamiento sin modificación alguna.

El principal punto de discusión está en el IVA. La “universalización” (como le llama el Gobierno Nacional) a la mayoría de productos de la canasta familiar no ha sido bien recibida entre los congresistas, ni siquiera en los más “duquistas” (o uribistas).

El Centro Democrático, partido insignia del Gobierno, principal benefactor del presidente Duque y defensor del ministro Carrasquilla en el debate de moción de censura, le pidió al titular de la cartera de Hacienda insistir en el aumento al salario mínimo, antes que a la ampliación del IVA.

“La bancada del Centro Democrático le propuso al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, o el aumento sustancial del salario mínimo, o un incremento significativo de la prima anual para los trabajadores que devenguen hasta tres salarios mínimos mensuales vigentes”, señaló el partido en un comunicado.

Por su parte, el representante Óscar Darío Pérez afirmó que “la Ley de Financiamiento es un tema muy extenso, el cual no se puede afirmar de una vez cómo se va a votar. Habrá cosas que modificaremos y otras que no”.

Cabe recordar que, en el debate de moción de censura contra Carrasquilla en el Senado, el senador Álvaro Uribe afirmó que no votaría a favor del IVA en la canasta familiar.

Las posiciones de los partidos de Gobierno también están divididas. El senador del Partido de la U, José David Name, anticipó que no votará el proyecto porque la extensión del IVA a la canasta familiar “es una medida que afecta gravemente a los colombianos”.

Por otra parte, el representante del Partido Conservador, Juan Carlos Wills Ospina, le pidió al Gobierno que “reconsidere” la ampliación del gravamen a las ventas a la canasta familiar y busque otras formas de financiamiento.

Los partidos que no son de Gobierno también piensan oponerse a la Ley de Financiamiento. Los de Cambio Radical, haciéndole honor a su nombre, se mostraron radicales en rechazar el IVA en la canasta familiar.

“No podemos ser irresponsables de afectar a la clase media con ese gravamen del IVA. Si se grava el consumo, la gente va a preferir ahorrar que salir a comprar y eso en últimas va afectar las empresas”, afirmó el senador Richard Aguilar.

Los liberales, en cabeza de Fabio Amín, mostraron su descontento con el IVA: “Si el gobierno insiste en incluir de la ampliación de la base, no contará con nosotros. El partido ya dejó en claro que no va votar el IVA a la canasta familiar”.

La oposición, rayando en la obviedad, no apoyará al Gobierno en esta iniciativa. La senadora del Partido Verde, Angélica Lozano, indicó que “no aceptamos esta reforma tributaria que amplía el IVA a la canasta familiar” y crítico la posición del presidente Duque quien antes –cuando era senador- se había mostrado en contra de este tributo.

Para finalizar, el senador Gustavo Petro, afirmó que “ponerle IVA a la canasta básica familiar implica en el primer año una caída del salario real de todos los colombianos. Las centrales obreras deben ya poner fecha a la movilización nacional contra el IVA”.

Así pues, el camino de la Ley de Financiamiento parece estar lleno de espinas y se podría convertir en un verdadero viacrucis para el Gobierno Nacional.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias