Planta de EPM en Bello por $1,6 billones, en operación en primer trimestre de 2019

A 1,6 billones de pesos asciende la inversión del proyecto Aguas Claras Parque Planta de Tratamiento de Aguas de EPM, en el municipio Bello, Antioquia.

La planta ya puso en marcha dos de sus cuatro líneas de tratamiento de aguas y lodos.

Trata tres metros cúbicos de aguas residuales por segundo y ya se inició el proceso de estabilización para tenerla lista gradualmente para su entrada en operación comercial plena en el primer trimestre de 2019.

Es decir, tendrá la capacidad de tratar seis metros cúbicos por segundo.

En esta obra hay financiación del Banco Interamericano de Desarrollo.

En conjunto con la planta San Fernando (que trata 1,8 metros de agua por segundo), Aguas Claras contribuirá a elevar el nivel de oxígeno disuelto en el río Medellín a un promedio de 5 mg/l, característica propia de un río descontaminado.

La construcción de una planta que beneficiará a los municipios Barbosa, Copacabana y Girardota se encuentra en estudios de factibilidad.

El parque está conformado por la planta de tratamiento, interceptor norte y ramales colectores, planta de secado térmico (para biosólidos, lodo que se genera) y UVA Aguas Claras para el acceso de la comunidad de la zona.

“A través de esta infraestructura, se reducirá la carga orgánica que recibe el río Aburrá-Medellín por las aguas residuales provenientes de los hogares e industrias del norte de los municipios de Medellín y Bello. En Aguas Claras haremos un tratamiento de tipo secundario para remover la contaminación disuelta a las aguas residuales, para después de este proceso devolverlas tratadas al río Medellín”, dijo Jorge Londoño de la Cuesta, presidente de EPM.

 

El proceso

Con la puesta en operación de la Planta Aguas Claras, en el municipio Bello, Antioquia, se alcanzará el 75 % de las aguas residuales del área de cobertura de EPM en el área metropolitana del Valle de Aburrá, en el marco del programa de saneamiento del río Aburrá-Medellín.

Así lo informó EPM, durante un recorrido por la infraestructura.

Anunció la entrada en funcionamiento de dos líneas de las cuatro de tratamiento que tendrá la planta.

La planta ya está retirando gran cantidad de basuras y material contaminante al caudal de agua que ingresa a las instalaciones.

A la fecha, se están retirando más de 25 toneladas de carga orgánica al día.

En la etapa actual del proceso, adicional a la extracción de residuos sólidos, se ponen en funcionamiento los desarenadores, en los cuales se le retiran al agua las arenas que se dispondrán finalmente en los rellenos sanitarios.

Posteriormente, por una estación de bombeo se impulsa el agua a las siguientes etapas de tratamiento.

Gran parte de la energía que consume la planta es producida por el gas que resulta del tratamiento de biosólidos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias