Inflación en Brasil creció menos de lo esperado en octubre

Brasil / Elecciones 2018

La inflación general del Ipca de Brasil cayó a 0,45% mensual en octubre desde la inflación del 0,48% del mes anterior en una medición mejor de lo esperado, según los datos publicados el miércoles por la oficina de estadísticas Ibge.

La lectura estuvo muy por debajo de la expectativa de consenso de 0,55% mensual (m/m), aunque fue la tasa más alta en octubre desde 2015 (0,82% m / m). Superó el ritmo del 0,42% visto el año anterior.

La tasa de inflación de 12 meses se aceleró a 4.56% a / a del 4.53% del mes anterior, aunque se ubicó por debajo de la expectativa de consenso de 4.66%, alcanzando el nivel más alto desde marzo de 2017.

El ritmo ahora supera la meta de inflación de 4.5 % para el año. En enero-octubre, la inflación subió 3.81% a / a.

Los precios del transporte aumentaron un 0,92% intermensual en septiembre, en comparación con una ganancia del 1,69% del mes anterior y un aumento del 0,49% el año anterior. Los precios de la gasolina disminuyeron 1.18pps m / m en octubre, y el precio del etanol bajó 1.35pps en el mes.

En general, los precios del combustible agregaron 0.14pp a la inflación. Por otro lado, los precios del transporte a doce meses se aceleraron, saltando a 7.38% a / a desde 6.93% el mes anterior. Los precios de los combustibles han mostrado resultados mixtos en los últimos meses debido a la nueva política de precios.

De su parte, los precios de la vivienda subieron un 0,14% intermensual en octubre, frente al 0,37% del mes anterior, desacelerándose desde el 1,33% del año anterior.

En línea con la leve desaceleración, los precios de la energía aumentaron solo un 0,12% m / m debido a los aranceles más altos en Sao Paulo, Brasilia y Goiania.

Los precios de la vivienda se desaceleraron en 12 meses a 6.54% a / a de 7.80% del mes anterior. Es probable que la falta de lluvia lleve al regulador a ajustar las tarifas eléctricas debido a la menor generación de energía hidroeléctrica.

Los precios de los alimentos y bebidas, el componente más ponderado, aumentaron 0.59% m / m en octubre, la ganancia se aceleró desde la inflación del 0.10% en septiembre. Un año antes, dichos precios cayeron un 0,05% m / m.

Entre tanto, los precios de alimentos y bebidas durante doce meses se aceleraron a 3,33% a / a desde el 2,68% del mes anterior. Este fue el quinto aumento consecutivo después de un tramo de 11 caídas mensuales consecutivas.

Es importante tener en cuenta que una lluvia menor a la esperada en 2018 todavía podría agregar presión inflacionaria en el futuro. Los precios de los alimentos también podrían ver un aumento en los efectos de base, y seguirán viendo presión a corto plazo en algunas áreas, como el tomate y la carne. Siguen ajustándose después de la pérdida de alimentos frescos observada en mayo y junio vinculados a la huelga de los camioneros.

En general, el ritmo de inflación de 12 meses ahora está justo por encima de la meta del Banco Central de Brasil (BCB), aunque es poco probable que esté allí por mucho tiempo.

Los analistas encuestados por el BCB esperaban la semana pasada que la inflación cerrará el año en 4.40%, lo que sugiere que la presión inflacionaria se desacelerará en noviembre y diciembre. La reciente apreciación del real de Brasil (BRL) vinculada a la victoria del presidente electo Jair Bolsonaro también podría disminuir la presión inflacionaria.

Esto ha dado cierto alivio en los últimos días. Como la inflación permanece bajo control relativo, Copom, que establece la tasa del BCB, mantuvo su tasa en espera en su última reunión, produciendo una declaración más moderada que la anterior.

La política final de este año está programada para el 12 de diciembre y esperamos que Copom permanezca en espera antes del posible inicio de un ciclo de ajuste en 2019.

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias