Yacimientos no convencionales (fracking) generarían ingresos fiscales por $1,5 billones al año

De acuerdo con un informe económico elaborado por la Vicepresidencia de Asuntos Económicos y Regulatorios de la ACP, el desarrollo de los yacimientos no convencionales (YNC) representaría para Colombia una oportunidad de generar ingresos fiscales de 1,5 billones de pesos anuales en impuestos, derechos económicos contractuales, dividendos y regalías, durante la vida útil de un proyecto tipo.

El informe destaca el impulso al desarrollo regional y el efecto positivo que un solo proyecto de YNC (también conocido como fracking) podría representar producto de la generación de 5.000 empleos, entre directos e indirectos; la generación de 2.500 millones de dólares por concepto de regalías, y un efecto multiplicador en impuestos locales asociados a la cadena de bienes y servicios.

“En una coyuntura como la actual, en la que la sostenibilidad fiscal del Gobierno central no está garantizada, los Yacimientos No Convencionales representan una oportunidad para Colombia para generar los recursos requeridos para financiar los programas del Gobierno Nacional y el desarrollo social de los colombianos”, afirmó Francisco José Lloreda, presidente de la ACP.

En lo relacionado con seguridad energética, el informe estima que los Yacimientos No Convencionales permitirían incrementar las reservas de hidrocarburos del país –en etapa de declinación-, y generar excedentes para exportar. Esto teniendo en cuenta que, de acuerdo con el análisis, Colombia cuenta con un potencial de recursos de YNC de entre 3.000 y 9.000 millones de barriles de petróleo, es decir, entre dos y seis veces las reservas probadas de petróleo actuales.

“Las reservas de petróleo provenientes de yacimientos convencionales se están agotando y en los últimos años hemos registrado una baja incorporación, tanto en crudo como en gas, este escenario no solo amenaza la autosuficiencia energética de Colombia, sino que agrava el problema macroeconómico, de ahí la importancia de incentivar la exploración y producción en nuevas fronteras geológicas, incluidos los YNC”, añadió Lloreda Mera.

Finalmente, el informe presenta una revisión general de la experiencia internacional, basado en estudios académicos y de centros de investigación independientes, en la que evalúa los casos de Estados Unidos, Canadá, Argentina y Reino Unido.

Este análisis concluye que los potenciales impactos negativos de los YNC no han sido suficientemente concluyentes para vetar la actividad, al tiempo que sus beneficios superan las expectativas, tanto para las comunidades como para las economías.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias