La Opep insta a Libia y Nigeria a sumarse a los recortes en la producción de petróleo

Libia y Nigeria podrían ser elementos clave en un acuerdo de salida de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) esta semana, ya que otros miembros están presionando para anular las exenciones de los recortes de producción de los dos países y hacer que se unan al resto de los esfuerzos de la organización para evitar un exceso de oferta.

Ninguno de los dos países parece estar dispuesto a hacerlo, citando sus continuos riesgos de seguridad, pero al haber aumentado significativamente su producción de crudo en los últimos dos años, sus peticiones pueden estar cayendo en oídos sordos.

Los delegados dijeron a S&P Global Platts que pedirán a Libia y Nigeria que acepten un cupo de recorte de producción si la Opep puede alcanzar un nuevo acuerdo de suministro cuando se reúna el jueves en Viena.

“Tenemos la esperanza de que lleguen en este momento y comprendamos que todos deben actuar juntos”, dijo un delegado de la Opep, que pidió no ser identificado debido a la sensibilidad de las discusiones.

El delegado agregó que ambos países habían logrado mejoras significativas en su producción desde que entró en vigencia el acuerdo actual en enero de 2017, y era hora de que “contribuyeran”.

A Libia y Nigeria, que sufrían interrupciones internas, no se les asignaron cuotas cuando la Opep y 10 aliados que no forman parte de la Opep instituyeron 1,8 millones de b/d en recortes que expirarán a fines de año.

La producción de Libia se ha incrementado en 520.000 b/d, o más del doble, desde la base de referencia de octubre de 2016 en la que se basaron los recortes, mientras que la producción de Nigeria aumentó 210.000 b/d, o un 13 %, según datos de la encuesta de S&P Global Platts y la Opep, aunque ambos han tenido oscilaciones volátiles.

“Ambos países siguen siendo puntos calientes de incertidumbre y son, por definición, en gran medida todavía commodities”, dijo Stephen Brennock, analista de la corredora PVM Oil Associates.

El ministro de energía saudí, Khalid al-Falih, líder de facto de la Opep, ha viajado en las últimas semanas a Libia y Nigeria para presionarlos sobre las exenciones, aunque no se han anunciado compromisos públicos.

Falih, luego de reunirse con su homólogo nigeriano Emmanuel Kachikwu en Abuja el mes pasado, dijo que algunos miembros de la Opep “se quejaban” en el verano de que los dos países estaban “sobreproduciendo” y contribuyendo al aumento de la producción de la organización.

“Hemos visto una gran estabilidad y consistencia, tanto operacionalmente como, lo que es más importante, en términos de seguridad y normalización del sector”, añadió Falih.

Kachikwu no ha hablado con los periodistas desde que llegó a Viena antes de las conversaciones de la Opep, y un delegado nigeriano se negó a comentar.

Mustafa Sanalla, el jefe de la Corporación Nacional de Petróleo de Libia, que representará a Libia en la reunión de la Opep, tiene previsto llegar a Viena más tarde el miércoles.

Recuperación de libia

Sanalla ha expresado su opinión de que Libia espera mantener su exención, ya que su producción sigue siendo extremadamente propensa a la inestabilidad política que ha afectado al país asolado por la violencia desde 2011.

El aumento en la producción de petróleo de Libia ha generado ingresos muy necesarios, pero las ganancias adicionales dependerán de la estabilidad de la seguridad y la atracción de inversiones extranjeras.

El país también enfrenta elecciones nacionales tentativamente planeadas para principios del próximo año, lo que se suma a la imprevisibilidad y la incertidumbre del asediado sector petrolero de Libia.

Libia bombeó 1,05 millones de b/d en noviembre, según la última encuesta de Platts y Opep, muy por debajo de su capacidad anterior a 2011 de 1,6 millones de b/d.

Otro delegado de la Opep dijo que la organización simpatiza con las necesidades de Libia, pero aún le pedirá al país que participe en los recortes.

“Es difícil decirle a un país que está en guerra que es necesario reducir su producción, pero no es imposible que Libia acepte”, mencionó.

Cooperación nigeriana

Para Nigeria, recortar la producción podría ser complicado, ya que su producción de petróleo aumentará a alrededor de 2,2 millones de b/d a principios de 2019, con el inicio del gigantesco campo de Egina de 200.000 b/d en las próximas semanas.

La producción petrolera nigeriana también se ha recuperado de manera constante después de caer a un mínimo de alrededor de 30 años a mediados de 2016 debido a los ataques a su infraestructura petrolera clave en la región del Delta del Níger, rica en petróleo.

Sin embargo, la empresa estatal de petróleo Nigerian National Petroleum Corp. advirtió recientemente que el sabotaje de sus instalaciones estaba en aumento, y que el país celebra elecciones en febrero que podrían generar más inestabilidad.

Kachikwu, después de reunirse con Falih, comentó que era demasiado pronto para hablar sobre las exenciones.

Pero en un gesto de asentimiento a la presión, dijo que trabajaría estrechamente con el comité de supervisión de la Opep/no Opep de seis países presidido por Falih para garantizar que Nigeria no altere los esfuerzos de equilibrio de mercado de la coalición.

 

(Tomado de S&P Global Platts)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias