Índice que mide inflación en Brasil cayó 1,14 % en noviembre

El índice general de precios (IGP-DI) de Brasil cayó 1,14 % m/m en noviembre, frente un aumento de 0,26 % en octubre, y el ritmo de 12 meses se desaceleró a 8,38 % a/a desde 10,51 %, para alcanzar su nivel más bajo desde junio (7,79 %), dijo hoy el think-tank FGV (Fundação Getulio Vargas).

Los precios al por mayor cayeron 1,14 % m/m en noviembre, muy por debajo de una ganancia de 0,26 % en octubre, y los precios al consumidor cayeron 0,17 %, en comparación con un aumento de 0,48 % el mes anterior.

En el desglose, el crecimiento de los precios al por mayor fue mucho menor mes a mes, ya que los precios agrícolas cayeron (-2,41 % m/m vs. -1,08 % en el mes anterior) y el crecimiento de los precios industriales cayó 1,47 % contra una ganancia del 0,59 % el mes anterior.

La inflación mayorista de 12 meses se desaceleró 3,12 % m/m hasta 10,82 % a/a. Los precios industriales subieron 11,36 % a/a, muy por debajo del mes anterior.

Los precios agrícolas se desaceleraron 3,65 % m/m hasta el 9,18 % a/a.

Los precios al consumidor cayeron un 0,17 % m/m en noviembre. Los precios del transporte proporcionaron gran parte de la presión a la baja, cayendo un 0,57 % m/m, en comparación con una ganancia del 0,82 % en noviembre.

Los precios de la gasolina ejercieron una fuerte presión a la baja, disminuyendo 4,83 % m/m. Los precios de la vivienda también se desaceleraron, empujados hacia abajo por las tarifas de energía residencial (hasta 5,08 % m/m).

La inflación de precios al consumidor durante 12 meses se desaceleró a 4,24 % a/a desde el 4,80 % del mes anterior, presionada por cuatro de los ocho componentes. Ese es el ritmo más lento desde agosto y está por debajo del objetivo de 4,5% del Banco Central de Brasil.

La inflación en la construcción se desaceleró a 0,13 % m/m en noviembre desde 0,35 % el mes anterior. La inflación a 12 meses aquí se desaceleró a 3,78 % a/a (hasta 0,18 % m/m).

En general, el ritmo de inflación de 12 meses se desaceleró principalmente en los precios al por mayor, pero también en los de consumo.

Los precios reales y decrecientes del petróleo han ayudado. El ritmo de inflación de los consumidores ahora está por debajo del objetivo del banco central, luego de que se esperaba que la inflación se desaceleraría a fines de 2018.

Por lo tanto, es probable que Copom (Comitê de Política Monetária), que establece las tasas de interés del Banco Central de Brasil, mantenga las tasas de interés retenidas en su próxima y última reunión de políticas el 12 de diciembre.

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias