ISA anunció que no cumplirá con fecha de entrada de megalínea eléctrica en Chile

 

Los diversos conflictos que ha atravesado ISA para montar la línea de transmisión eléctrica Cardones-Polpaico (una megalínea) en Chile, a través de su filial Interchile, llevaron a la empresa a informar a la autoridad que no estaba en condiciones de cumplir con el plazo del 31 de diciembre para tenerla operativa.

Según informó el Ministerio de Energía, en una reunión sostenida hoy, InterChile comunicó que ha proyectado que la entrada en operación no será antes de la tercera semana de febrero de 2019.

“Debido a su relevancia, al momento de asumir el Gobierno, y encontrándonos con una situación de retraso que se arrastraba con anterioridad –puesto que la línea debió haber entrado en operación en enero del 2018–, se comenzó con un seguimiento de detalle que se sumó al trabajo habitual de la gestión de proyectos que efectúa el ministerio”, informó el Gobierno.

El Ministerio de Energía comentó que es consciente del costo que significa no contar con la infraestructura de transmisión eléctrica que Chile necesita.

“Es por esto que, sin perjuicio de las acciones que corresponda llevar a cabo por parte del Ministerio de Energía en relación a los retrasos que ha informado la empresa y sus consecuencias jurídico-administrativas, esta Secretaría de Estado velará por el cumplimiento de los compromisos asociados a la construcción y puesta en operación de la señalada línea de transmisión, así como de las medidas que habiliten la mayor inserción de energías renovables al sistema eléctrico”, precisó.

Un tema que queda pendiente es si se cobrarán las boletas de garantía comprometidas.

El proyecto aún le quedan la construcción de 30 torres, pero en las zonas más complejas del tramo de cobertura que abarca 785 kilómetros de tendido eléctrico.

 

(Tomado de Diario Financiero)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias