Declaran Urgencia Manifiesta para dragar en canal de acceso a Puerto de Barranquilla

129

Mediante resolución No 376 del 12 de diciembre de 2018, el Gobierno, en cabeza de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), declaró la Urgencia Manifiesta, para proceder a una contratación expedita de una firma de dragado que dé solución a la situación de calamidad pública decretada por el Distrito de Barranquilla en la zona del canal de acceso al puerto de la capital de Atlántico.

“Acudimos a la declaratoria de urgencia manifiesta con el fin de restablecer lo más pronto posible los niveles operativos de navegación en el Río Magdalena, con fundamento en el decreto de calamidad pública, velando por la equidad y competitividad socioeconómica del país y atendiendo las necesidades del sector portuario del Distrito de Barranquilla”, manifestó Lucas Ariza Buitrago, director de Cormagdalena.

Esta medida de emergencia se toma en atención a que el contrato celebrado por la corporación con la firma Dredging International no cuenta con un saldo suficiente para adelantar una tercera campaña de dragado en la zona y aunque se hiciera una adición al mismo, el contratista no podría disponer de una draga antes del 31 de diciembre de 2018, lo cual es imperativo para garantizar la normal prestación del servicio de navegación en esta importante zona.

“La situación del puerto de Barranquilla no da espera, los informes batimétricos del estado del canal evidencian la presencia de una barra de sedimentos en el sector de Bocas de Ceniza que reduce la profundidad disponible en el canal navegable, restringiendo el calado operativo por el puerto”, aseveró Ariza Buitrago.

A lo anterior, sumó la confirmación del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de que se avecina el Fenómeno de El Niño, la primera temporada seca del año y bajos niveles de agua, “que nos llevan a tomar esta medida que nos permitirá contratar directamente una draga que rápidamente inicie tareas de mantenimiento”.

La Urgencia Manifiesta es un mecanismo extraordinario que prevé la Ley 80 de 1993 que permite afrontar circunstancias o eventos imprevistos, apremiantes, de calamidad pública y/o desastre que afecten de manera inminente la prestación de un servicio público, circunstancias que por su propia naturaleza hacen imposible acudir al trámite de escogencia reglada del contratista.

Así mismo, cuando se trate de conjurar situaciones excepcionales relacionadas con hechos de calamidad o constitutivos de fuerza mayor o desastre que demanden actuaciones inmediatas, como es el caso de la situación por la que atraviesa el canal de acceso al Puerto de Barranquilla, con un calado autorizado inferior a 8,3 metros en el sector de Bocas de Ceniza.

El puerto de Barranquilla es uno de los tres puertos más importantes del Caribe colombiano y por los terminales ubicados en esta zona portuaria se movilizan más de 10 millones de toneladas de carga al año, la mayoría de ellas de comercio internacional.

Compartir: