Francia admite que déficit fiscal de 2019 superará el 3 % del PIB

185

 

El ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, admitió ante el Senado que el déficit fiscal de 2019 superará el 3 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Aun así, el gobierno está decidido a mantener la cifra lo más cerca posible del 3 %. Un impuesto a los gigantes tecnológicos Google, Amazon, Facebook, Apple (Gafa) en el país debería aportar alrededor de 500 millones de euros anuales a los cofres estatales, dijo.

Dicho impuesto se basaría en la publicidad, los mercados y la reventa de datos personales. Según CEEMarketWatch, tal impuesto parece casi inevitable dado que Le Maire y el presidente Emmanuel Macron han sido firmes defensores de él y que casi todos los ciudadanos lo recibirían bien.

Anteriormente, el ministro de Cuentas Públicas, Gerard Darmanin, dijo que, sin nuevos ahorros, la brecha presupuestaria sería igual a 3,4 % como porcentaje del PIB como resultado de las medidas de apaciguamiento de la protesta anunciadas por el presidente el lunes.

Antes del Senado, el primer ministro, Edouard Philippe, también indicó que el déficit del próximo año sería mayor que el 2,8 %/PIB previsto por el proyecto de ley del presupuesto.

El miércoles, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, dijo que se puede concebir un déficit entre el 3 % y el 3,5 % del PIB, si es solo por un año y el gobierno ya está tratando de presentar la ampliación de la brecha del déficit como un factor único fuera del evento.

Mientras tanto, los partidos gobernantes italianos populistas ya han pedido sanciones contra París acusando a la Comunidad Europea de doble estándar.

Al mismo tiempo, la implementación de impuestos corporativos más altos parece cada vez más posible reducir el déficit con miembros de LREM (La república en marcha) que discuten una serie de medidas posibles.

Durante una reunión del miércoles con representantes de los empleadores, Macron ya repitió su llamado a las grandes empresas para ayudar a aumentar el poder adquisitivo de sus empleados.

 Algunos de ellos ya dijeron que distribuirán bonos excepcionales de fin de año, que están exentos de impuestos. Mientras tanto, el ministro de Trabajo, Muriel Penicaud, instó a las empresas a estar abiertas a las negociaciones salariales y aumentar el salario mínimo.

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)