Plenaria de Cámara aprobó texto de ley de financiamiento que salió de Senado

230

Casi por unanimidad, la Plenaria de la Cámara de Representantes aprobó el texto de la ley de financiamiento que se acordó ayer en la Plenaria de Senado. Con esta aprobación ya no es necesaria una conciliación de textos entre ambas corporaciones.

Como está, se espera que la ley de financiamiento recaude entre $7,8 y $8 billones en 2019. Cabe recordar que el faltante fiscal es de $14 billones por lo que el Gobierno debería hacer un recorte de alrededor de $6 billones.

Dentro de los artículos aprobados se encuentra la sobretasa de renta al sistema financiero, el IVA plurifásico a la cerveza, el gravamen de los dividendos y remesas internacionales de empresas, la renta de personas naturales y el gravamen de los productos de consumo nacional que se elaboren en las zonas francas.

De igual manera, se aprobó el impoconsumo a la venta de viviendas con valor superior a los $918 millones y la creación del Fondo de Estabilización del Ingreso Fiscal.

Precisamente, este fondo le va a permitir al Gobierno hacer coberturas para proteger sus ingresos por rentas petroleras.

En total se aprobaron 124 artículos de la ley de financiamiento, los 112 originales de la ponencia más 12 artículos nuevos incluidos en el Senado.

Uno de los principales cambios que sufrió la ley de financiamiento fue la inclusión de la sobretasa de renta al sistema financiero.

Esta sobretasa, explicó el senador David Barguil, será progresiva y se aplicará durante tres años. Para 2019 el impuesto será de 4%, mientras que para el 2020 y 2021 será del 3%.

“Con esta sobretasa las entidades del sistema financiero iniciarán el 2019 pagando renta del 37%, luego pasaría al 35% en 2020 y después al 34% en 2021”, explicó Barguil.

Cabe indicar que en el artículo 77 de la ley de financiamiento se le disminuye la renta a las empresas progresivamente. Pasa del 35% al 33% en 2019, al 32% en 2020, al 31% en 2021 y finaliza en el 30% para el 2022.

De su parte, el impuesto al patrimonio quedó con una tasa del 1% durante tres años a aquellos ciudadanos que tengan patrimonios por más de $5.000 millones y se espera que recaude $800.000 millones.

El impoconsumo será del 2% para la venta de viviendas que superen los $918 millones y aportaría alrededor de $1,7 billones. De igual manera, la normalización de patrimonios del exterior podría aprobar alrededor de $1 billón.

Los dividendos de personas naturales superiores a $10,2 millones en la Bolsa de Colombia fueron gravados con el 15% y aportarían alrededor de $452.000 millones, mientras que el impuesto a remisión de utilidades de empresas será del 7,5% y recaudaría $368.000 millones.

El plurifásico de cervezas y gaseosas se prevé que recaude $910.000 millones. También se aprobó la unificación de las cédulas y las nuevas tarifas marginales al impuesto de renta de personas naturales (que serán del 35%, 37% y 39%) y se espera que aporte $1,9 billones.

Cabe resaltar que, en la ley de financiamiento aprobada, el artículo 80 sostiene que los responsables del impuesto sobre las ventas (IVA) podrán descontar del impuesto sobre la renta a cargo, correspondiente al año en el que se efectúe su pago, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes.

En el caso de los activos fijos reales productivos formados o construidos, el impuesto sobre las ventas podrá descontarse en el año gravable en que dicho activo se active y comience a depreciarse o amortizarse, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes.

Este descuento procederá también cuando los activos fijos reales productivos se hayan adquirido, construido o importado a través de contratos de arrendamiento financiero o leasing con opción irrevocable de compra.

El proyecto pasará ahora a sanción del presidente de la República y a revisión de la Corte Constitucional y empezará a regir a partir del primero de enero de 2019.