Ultraserfinco: Inflación en 2019 estaría presionada por cambio en metodología del Dane

Un informe de la comisionista de bolsa Ultraserfinco indica que en el último mes de 2018 se confirmó la dinámica de alta influencia en la inflación total de los grupos de Transporte (4.27%), Vivienda (3.96%) y Alimentos (2.43%), afectados principalmente por el aumento de los bienes y servicios regulados. De ahí que considera que la tendencia de un mayor rol de gastos como los arrendamientos y la energía eléctrica se podría extender en la primera mitad del año.

Ello, dijo, se combinaría con factores transitorios como la devaluación cambiaria y los fenómenos climáticos.

Por esa razón, dijo que “si bien considera que el cambio en la metodología de cálculo tendría un efecto limitado sobre la inflación en 2019, la mayor ponderación estadística hacia rubros relacionados con el alojamiento, agua, electricidad y combustibles, se sumaría a las presiones alcistas sobre la

inflación que provendrían de las temperaturas sobre los alimentos y los efectos del ajuste del salarial por encima de lo esperado inicialmente.

Respecto a las medidas de inflación básica, dijo que estas se redujeron en promedio 19 puntos base con respecto a noviembre, lo que permitió que la inflación total se mantuviera cerca de a la meta del Banco de la República.

Pese al leve repunte de los alimentos, señaló que el comportamiento favorable de los transables permitió la convergencia a la meta.

Para el año que se inicia la lectura de inflación que se observe en el primer trimestre cobrará más importancia de lo habitual, pues considera que las expectativas sobre la materia para todo el 2019 han incorporado elementos que generan volatilidad en el pronóstico para el cierre del año.

Variables como el fenómeno de El Niño y la devaluación se caracterizan por cambios súbitos de dirección que rápidamente pueden ser incorporados por los agentes, mientras que el impacto del salario mínimo tiende a permanecer mucho más tiempo, pues en varios rubros de la canasta básica la base de reajuste de precios no necesariamente es la inflación causada al cierre del año

anterior, sino que se efectúa considerando el aumento en el salario mínimo. Sumado a lo anterior, la firma considera que, si bien no se esperan choques desestabilizadores por cuenta de la implementación de la nueva canasta, no se puede descartar que la nueva composición permita que los efectos de indexación se mantengan durante buena parte del año que comienza.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias