Tecnoglass se asocia con francesa Saint-Gobain para expandir operaciones

200

Tecnoglass Inc. anunció hoy que ha celebrado un acuerdo de joint venture con la firma Saint-Gobain, a través de la inversión en una participación minoritaria sobre Vidrio Andino, una subsidiaria de Saint-Gobain con sede en Colombia.

Esa firma que opera en Colombia reporta ventas anualizadas de aproximadamente US$100 millones.

Saint-Gobain, con sede central en Courbevoie, Francia, es fabricante y distribuidor mundial de materiales y soluciones de alto rendimiento en los mercados de construcción, transporte, infraestructura e industria, con ventas en 2017 de US$$46.100 millones.

Vidrio Andino ha vendido vidrio en Colombia y en la región desde 1997 y comenzó a producirlo en sus instalaciones de fabricación cerca de Bogotá, Colombia en el 2013, convirtiéndose en el principal proveedor de vidrio flotado para Tecnoglass desde entonces.

El acuerdo de joint venture incrementará la integración vertical de Tecnoglass al permitirle adquirir una participación accionaria en una de las primeras etapas de su cadena productiva, garantizando el suministro estable de vidrio flotado a largo plazo y mejorando la economía de una porción significativa de sus compras y abastecimiento de vidrio flotado sobre el tiempo.

La empresa que opera en Bogotá también planea construir una nueva planta de producción de vidrio con tecnología de punta en Galapa (cerca de Barranquilla), que se encuentra a aproximadamente a 12 millas de las instalaciones de producción existentes de Tecnoglass.

La nueva instalación tendrá una capacidad de producción nominal de aproximadamente 750 toneladas métricas por día de vidrio flotado.

Tras la finalización prevista de la nueva instalación en Galapa en el 2021, Tecnoglass se beneficiará de: acceso a un amplio suministro de vidrio flotado en línea con el crecimiento anticipado, con Vidrio Andino más que duplicando su capacidad nominal de producción de vidrio flotado; reducción de los costos de compra a través de economías de escala en la compra de vidrio flotado, eliminación de desperdicio de materia prima y menores costos de transporte de entrada, dada la proximidad de Galapa a Barranquilla; control de prácticamente todo el proceso de producción, impulsando una mayor eficiencia para brindar un mejor servicio y mejores tiempos de entrega a los clientes.

José Manuel Daes, director ejecutivo de Tecnoglass, comentó: “Nos complace asociarnos con SaintGobain y desarrollar una de las instalaciones de producción de vidrio más avanzadas y eficientes del mundo cerca de nuestro propio complejo industrial”.

De su parte, Xavier Pinot, gerente de Vidrio Andino, dijo: “En los últimos años, Vidrio Andino ha desarrollado una marca poderosa y una reputación confiable por su excelencia como proveedor de vidrio preferido en América Latina. Al combinar a Saint-Gobain, un líder mundial en la fabricación de vidrio flotado, con la eficiencia en la transformación de vidrio de alta calidad que Tecnoglass ha demostrado, Vidrio Andino podrá acelerar su penetración en la región”.

La inversión de la Tecnoglass para la participación minoritaria en Vidrio Andino es de aproximadamente US$45 millones, que se espera sea financiado con efectivo por alrededor de US$34 millones, más la contribución de un terreno por valor agregado de aproximadamente US$11 millones.

Tecnoglass tiene la intención de financiar la parte en efectivo de la transacción con caja propia y líneas de crédito bancarias disponibles, mientras mantiene una posición de apalancamiento neto proforma en línea con los trimestres recientes.

Se espera que la transacción se complete en el segundo trimestre de 2019.

La inversión inicial de US$45 millones de Tecnoglass en el joint venture se utilizará para financiar una parte del costo de construcción de la nueva planta de fabricación cerca de Barranquilla, que se espera tenga un costo total de aproximadamente US$160 millones hasta el 2022.

Se espera que el remanente del costo de la construcción se financie principalmente a través del flujo de efectivo operativo generado por la planta de producción existente en Bogotá, deuda tomada del joint venture y las contribuciones de capital proporcional de los accionistas durante el período de construcción plurianual.

Sobre esta operación, así se expresó el CEO de Tecnoglass, Christian Daes: