Se le vendría fuerte competencia a Claro, Movistar y AT&T en América Latina; quieren comprar a Tigo

3268

Liberty Latin America Ltd, un operador de servicios inalámbricos y de cable en América del Sur y el Caribe, se acercó a Millicom International Cellular SA (dueño de la marca Tigo) con una oferta de adquisición, dijeron el lunes personas familiarizadas con el asunto.

El acuerdo crearía uno de los operadores de telecomunicaciones más grandes de América Latina, dando a la compañía combinada más capacidad para competir con algunos de los jugadores más grandes de la región, como América Móvil, Telefónica SA y AT&T Inc.

Liberty Latin America, que cuenta con el respaldo del magnate de los medios de comunicación y telecomunicaciones de EE. UU. John Malone, ha estado en conversaciones con Millicom, un operador de telefonía móvil y cable en América Latina y África, sobre un acuerdo por varias semanas, y no hay ninguna certeza de que se logre un acuerdo, dijeron las fuentes.

Además de los préstamos de los bancos, Liberty Latin America está considerando obtener financiamiento de una firma de inversiones, como un fondo de capital privado, para la porción en efectivo de su oferta, dijo otra de las fuentes.

Las fuentes pidieron no ser identificadas porque el asunto es confidencial. Liberty Latin America y Millicom no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Las acciones de Millicom subieron un 8 por ciento a US$72.10 en Nueva York el lunes, lo que le da a la compañía una capitalización de mercado de casi US$7 mil millones. Las acciones de Liberty Latin America subieron un 2 por ciento a US$16.98, lo que le da un valor de mercado de US$3.100 millones.

Si el acuerdo se concretara, significaría grandes cambios en el mercado de telecomunicaciones de América Latina. La inflación, las fluctuaciones monetarias, la corrupción y la inestabilidad política son solo algunos de los desafíos que enfrentan los operadores en la región.

Millicom ofrece servicios móviles a aproximadamente 51 millones de clientes bajo la marca Tigo, en nueve países latinoamericanos y en los países africanos de Chad y Tanzania.

A finales de diciembre, la compañía de inversión sueca Kinnevik AB tenía un control de voto del 37.2 por ciento sobre Millicom. Kinnevik ha recortado su cartera de torres inalámbricas en todo el mundo.

Millicom cotiza en Estocolmo, pero también comenzó a cotizar en el Nasdaq a principios de este mes.

Liberty Latin America, que opera en más de 20 países de América Latina y el Caribe, se separó de Liberty Global Plc de Malone el año pasado. Sus marcas de consumo incluyen VTR, Flow, Liberty, Más Móvil, BTC y Cabletica.

Malone es el mayor accionista de Charter Communications Inc, la segunda compañía de cable más grande de EE. UU. Él controla aproximadamente una cuarta parte del poder de voto en Liberty Latinoamérica.

 

(Tomado de Reuters)

Compartir: