Confianza del consumidor en Argentina disminuyó 8 % en enero

La confianza del consumidor en Argentina disminuyó 8 % mes a mes hasta 33,1 puntos en enero (50 puntos es la marca neutral), volviendo a un nivel históricamente bajo después de una modesta mejora de 36 puntos en diciembre, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado hoy por la Universidad Torcuato Di Tella.

Los 33,1 puntos están solo 1 % por encima del mínimo de 15 años de 32,1 puntos alcanzado en noviembre, lo que sugiere que aún no ha habido mucho alivio para los consumidores que sufren una disminución de dos dígitos de los salarios reales en términos anuales.

Sin embargo, son las expectativas de corto plazo las que más cayeron en la encuesta de enero, por lo que el deterioro parece haber sido impulsado por el anuncio de alzas de precios regulados (servicios públicos y transporte público) en el primer semestre de 2019.

Alrededor del 78,1 % de los encuestados afirmó que su situación económica personal empeoró en los últimos 12 meses, en comparación con el 76 % que dijo lo mismo un mes antes.

Un 52, 8% espera que la situación empeore el próximo año, que es superior al 46,8 % en diciembre.

Un 63,4% dijo que la economía del país también tendrá un mal desempeño este año, mientras que el 61,9% espera que el país esté mejor en tres años.

Un 85,5% cree que este no es un buen momento para comprar bienes costosos como una casa, vehículos o incluso electrodomésticos.

En general, la confianza aumentó moderadamente en diciembre debido a los anuncios de una transferencia única para los beneficiarios de la seguridad social y algunos trabajadores del sector privado, pero se redujo nuevamente en enero, muy probablemente debido a que las noticias de los próximos aumentos de precios regulados fueron un recordatorio de que será difícil para los salarios reales recuperar el terreno perdido en 2018.

El fuerte deterioro de los salarios y de la confianza del consumidor ha tenido un claro impacto en los índices de aprobación del presidente Mauricio Macri, como debería esperarse.

Pero parece que el gobierno tuvo éxito en transmitir el mensaje de que el sufrimiento económico de estos años debe ser atribuido a la administración anterior por introducir muchas distorsiones macroeconómicas y elevar el déficit estatal a niveles insostenibles, considerando que Macri continúa liderando las elecciones presidenciales a pesar de la históricamente baja confianza del consumidor.

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias