La actividad industrial de Chile repuntó suavemente en diciembre

Foto: Tomada del archivo Valora Analitik

La actividad industrial creció 1 % año a año en diciembre, recuperando un impulso suave luego de una expansión de 0,4 % en noviembre, dijo Instituto Nacional de Estadísticas de Chile.

Pero la aceleración se explicó principalmente por un efecto de base, ya que el desempeño en diciembre de 2017 había sido débil, y un efecto de calendario, ya que el pasado diciembre tuvo un día laboral más.

En términos de mes a mes, la producción se contrajo 1,5 % en diciembre luego de una expansión de 2 % en noviembre.

Los sectores de manufactura, minería y servicios públicos contribuyeron modestamente al crecimiento de la actividad industrial. En total, la actividad industrial de 2018 creció un 2,9 %, impulsada por el rebote del sector minero de un 2017 lleno de huelgas.

La actividad manufacturera creció un 0,8 % a/a en diciembre, dando lugar a un descenso del 4,7 % registrado en noviembre.

Aunque parece un gran cambio, en términos mensuales, la producción aumentó un 0,5 %.

La producción de alimentos disminuyó 0,7 % a/a, arrastrando el agregado hacia abajo debido a su peso de 32,7 % sobre el total.

Pero la producción de químicos, madera, papel y bebidas fue fuerte, aunque ninguno de estos sectores logró tasas de crecimiento de dos dígitos en términos de año y año.

En todo 2018, la producción manufacturera creció 2,4 %. Esto fue impulsado por las industrias más grandes, como las de alimentos, productos químicos, madera y papel, pero disminuido por fuertes contracciones en las industrias de impresión, plástico y vehículos.

La actividad minera creció 1,3 % a/a en diciembre, frenando a partir de una expansión de 5,7 % en noviembre.

El sector aún muestra mucha volatilidad con una caída de 5 % m/m en diciembre luego de un aumento de 7,9 % en el mes anterior.

La producción de cobre creció 2,1 % a/a, pero el agregado se mantuvo bajo la fuerte contracción de la extracción de carbón (66 % a/a) y minerales metálicos (32,2 %).

En general, la impresión de diciembre sobre la producción industrial confirma que la actividad económica recuperó algo de dinamismo después de un tercer trimestre decepcionante, pero el rendimiento sigue siendo inferior a los niveles exhibidos en el segundo semestre de 2017 y el primer semestre de 2018.

Por lo tanto, la lectura se suma a la evidencia que sugiere que el crecimiento del PIB se desacelerará gradualmente hacia 3 % ya que las brechas de producción que se abrieron entre 2014 y 2017 se cierran.

Hasta el momento, el Consejo de Política Monetaria parece no sentirse afectado por el débil desempeño económico en el segundo semestre del año pasado, como si esto no fuera suficiente para cambiar sus planes para reducir gradualmente el estímulo monetario hasta 2019.

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias