Peso colombiano continuará apreciándose frente al dólar: Corredores Davivienda

444

Corredores Davivienda considera que el peso colombiano aún tiene espacio para apreciarse frente al dólar en el corto plazo por el cambio de tono de la Reserva Federal y la subida de los precios del petróleo.

No obstante, considera que niveles inferiores a 3.050 pesos representarían una oportunidad de inversión atractiva para la volatilidad que espera en los próximos meses.

Teniendo en cuenta lo anterior, informó que en lo que resta de febrero la tasa de cambio podría fluctuar entre 3.050 pesos y 3.130 pesos.

La comisionista explicó que 2018 fue un año de mucha volatilidad para el peso colombiano y las monedas emergentes en general, con una leve valorización en el primer trimestre del año y una fuerte desvalorización en los próximos trimestres.

“Esta desvalorización se debió principalmente a las altas expectativas sobre las subidas de la tasa de interés de la Fed por la recuperación económica que experimentó Estados Unidos a lo largo del año, mostrando niveles mínimos de desempleo y cifras de inflación por encima de la meta establecida del 2 %”, precisó.

Añadió que Colombia presentó el peor desempeño desde 2009 en términos de flujos de inversión extranjera directa y de portafolio de la balanza cambiaria en 2018. En cuanto a remesas y transferencias netas se presentaron las cifras más altas registradas desde 1999.

Por otro lado, en su primera reunión del año, la Fed ha cambiado su tono y las expectativas sobre las subidas de las tasas de interés han disminuido significativamente, “aumentando el apetito por activos de mayor riesgo, así como los flujos de capital a economías emergentes, lo que ha desvalorizado el dólar frente a las monedas emergentes”.

Las posibilidades de un aumento de la tasa de interés en EE. UU. en 2019 no superan el 5 %.

Sin embargo, los analistas de la comisionista creen que la economía sigue siendo positiva y es posible que los datos publicados en los próximos meses abran nuevamente la posibilidad de subidas de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal.

Lo anterior aumentaría los indicadores de volatilidad y devaluaría las monedas de economías emergentes en los próximos trimestres.

En el reporte, también mencionaron que los precios del petróleo han comenzado el año reaccionando a los siguientes choques de oferta: i) ajustes de producción de países miembros de la Opep y aliados, ii) sanciones de EE. UU. al sector petrolero de Venezuela por tensiones políticas, adicionales a las sanciones ya impuestas a Irán, y iii) la posible disminución de oferta de crudo en EE. UU. dada la caída del precio en 2018.

No obstante, los precios han tenido una tendencia alcista durante el año, lo que ha valorizado las monedas emergentes frente a la divisa estadounidense.  

Compartir: