La inflación anualizada de Chile se desaceleró a 1,8 % en enero

188

La inflación de Chile se desaceleró a 1,8 % año a año en enero, desde un 2,6 % reportado en diciembre, pero el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile (INE) cambió a 2018 el año base como referencial para la evolución de los precios en Chile.

La cifra anualizada sorprendió al caer por debajo del rango de tolerancia del Banco Central.

Si el INE no hubiera cambiado la metodología del IPC, la inflación se habría desacelerado a 2,2 % a/a en lugar de a 1,8 %.

La nueva canasta mide la inflación mensual más baja para la mayoría de los meses de 2018.

La inflación fue de 0,1 % mes a mes en enero, lo que está por debajo de la expectativa de consenso de 0,2 %.

La inflación se mantuvo en 0,1 % m/m por una disminución de 1,8 % m/m en los precios de la energía y una caída de 2,7 % en los precios de las frutas y verduras.

Esto debido a que los precios de la gasolina están reaccionando con un pequeño retraso con respecto a la caída en los valores internacionales. Pero esta tendencia podría detenerse en febrero, con los precios del petróleo ahora estabilizándose.

La inflación subyacente fue de 0,4 % m/m en enero, que se ubica en el segundo más alto desde el inicio de 2018.

En términos anuales, la inflación subyacente se mantiene en 1,9 % a/a, apenas superando la inflación general.

En la canasta anterior, la inflación del titular estaba muy por encima del componente central en 2018, por lo que esto marca un gran cambio.

El cambio de la canasta del IPC podría alterar significativamente las percepciones de la inflación. En el 1,8 % a/a, la inflación general está incluso por debajo del umbral de tolerancia de 2 %-4 % del Banco Central de Chile, lo que podría tener implicaciones en el plan en curso del Consejo de Política Monetaria para elevar las tasas de interés a su nivel neutral.

Dado que el Consejo de Política Monetario solo aumentó 25 puntos básicos en su sesión de enero y su plan era aprobar incrementos de 25 puntos básicos cada dos reuniones, no se espera que el consejo vuelva a subir hasta su reunión del 9 de mayo, por lo que tendrá tiempo para evaluar cómo evolucionan las cosas.

El hecho de que la inflación subyacente siga subiendo podría ser utilizado como un argumento para mantener el plan actual, pero eso dependerá en gran medida de que la inflación subyacente se acelere aún más en los próximos tres meses.

El consejo publicará las actas de su sesión del 30 de enero el 14 de febrero, pero eso no debe incluir ningún comentario sobre el cambio de la canasta del IPC.

Por lo tanto, CEEMarketWatch espera que el jefe de banco, Mario Marcel, hable con la prensa en algún momento la semana pasada para brindar orientación sobre cómo el cambio de la canasta del IPC afectó la evaluación de la inflación del consejo.

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir: