Banco Central de Argentina estaría negociando reducir techo de banda cambiaria con FMI

187

El Banco Central de la República de Argentina (BCRA) dijo que desea un techo más bajo en la banda cambiaria para evitar una fuerte depreciación a medida que el ciclo electoral alcanza su punto máximo.

Pero el informe choca con los comentarios del vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero, quien dijo que el banco quiere avanzar hacia una banda de flotación libre, no más estrecha.

El BCRA supuestamente está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la posibilidad de reducir la zona de no intervención para el tipo de cambio al reducir el techo, informó este martes el diario El Cronista.

Una misión del FMI está en el país para llevar a cabo la tercera revisión del Acuerdo Stand-By (SBA), que desbloqueará un desembolso de 10.900 millones de dólares, si el personal del fondo considera que el programa está evolucionando como se esperaba.

Según informes de la prensa local, la misión también está asesorando al personal del BCRA en la redacción de una nueva carta constitutiva para el banco central, que debe enviarse al Congreso en marzo, y estudiar cómo debería cambiar el programa monetario para avanzar.

Según el informe de El Cronista, el BCRA quiere bajar el techo de la zona de no intervención de la tasa de cambio para evitar lo que podría ser una fuerte depreciación entre la ronda primaria del 11 de agosto de la elección presidencial y la primera ronda del 27 de octubre.

Según se informa, el argumento es que la banda de no intervención es demasiado amplia, especialmente ahora que el BCRA reconstruyó su buffer (margen) de la tasa de cambio y un control más estricto sobre los agregados monetarios, lo que lo coloca en una buena posición para enfrentar una posible corrida de la moneda.

CEEMarketWatch recordó que, con los parámetros actuales, el techo de la banda es un valor siempre 29,4 % por encima del piso, lo que significa que si el piso es de 38.182 pesos argentinos contra el dólar (al igual que el 12 de febrero), el techo es de 49.447 pesos argentinos.

El problema es que, en la mayoría de los regímenes de divisas, un banco central puede actuar en el mercado para prevenir comportamientos perturbadores, mientras que, en el esquema actual del BCRA, el banco central mantiene las manos atadas mientras la tasa de cambio flota dentro de una banda bastante amplia.

Por lo tanto, cree que tener una banda más estrecha mientras dure el programa del FMI no es necesariamente algo que entre en conflicto con los planes futuros para restablecer una flotación libre.

Vale la pena señalar que, dado que la zona de no intervención es tan amplia, una depreciación que alcanza el techo, pero que no la supera, podría ser lo suficientemente aguda como para causar pánico y dañar significativamente la reelección del presidente Mauricio Macri.

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir: