Banco Central de Brasil observa un riesgo moderado para la meta de inflación

161

El Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil (Copom) justificó su decisión unánime de mantener la tasa Selic en 6,5 % en su sesión del 5 al 6 de febrero, diciendo que el escenario de referencia y el balance actual de riesgos son consistentes con la convergencia de Inflación al objetivo en el horizonte de política (2019-2020), según las actas de la reunión publicadas el martes.

En cuanto a los riesgos, el comité dijo una vez más que el alto nivel de holgura económica y la baja utilización de la capacidad podrían llevar a una inflación menor a la esperada, pero la frustración de las expectativas con respecto a la continuación de las reformas y los ajustes necesarios en la economía podrían aumentar la inflación durante el año.

Lo anterior, especialmente si la perspectiva global para los mercados emergentes se deteriora. El Copom ve riesgos moderados a la inflación al cierre del año.

La junta declinó brindar orientación explícita sobre futuros movimientos de tasas, pero los miembros dijeron que el banco central será cauteloso en sus decisiones de política monetaria.

Sobre la inflación, el Copom dijo que estaba funcionando a los niveles apropiados.

Señaló que la inflación subyacente se mantuvo estable, incluidos los componentes más sensibles al ciclo económico y la política monetaria.

La proyección de la inflación de Copom es 3,9 % para 2019 y 3,8 % para 2020, con una tasa Selic de 6,50 % en 2018 y 8 % en 2019 y con una tasa de cambio de 3,70 reales brasileños en 2019 y de 3,75 reales en 2020.

Con una tasa Selic en 6,5 % para 2018 y 2019 y una tasa de cambio de 3,70 reales, la inflación sería de 3,9 % en 2019 y 4 % en 2020.

Con respecto a la actividad económica, Copom dijo que, una vez más, la recuperación probablemente sea más gradual de lo esperado a principios de este año y las condiciones económicas aún requieren un estímulo monetario.

El Copom dijo que la tasa clave aún debía estar por debajo de la tasa estructural. El Copom destacó una vez más que las reformas y los ajustes son necesarios para sostener la recuperación económica y mantener una inflación baja en el mediano y largo plazo. Dijo que el estímulo necesario comenzaría a eliminarse gradualmente solo si las perspectivas de inflación y / o el balance de riesgos empeoraban.

El Copom resaltó el cambio en las perspectivas de la política monetaria en los EE. UU. y el hecho de que los riesgos asociados con una desaceleración de la actividad en algunas economías habían aumentado.

También señaló que las incertidumbres relacionadas con el comercio internacional y el Brexit también están contribuyendo a un crecimiento general más lento.

Sin embargo, todos los miembros reconocieron que Brasil tiene una sólida balanza de pagos y un entorno de expectativas de inflación ancladas y perspectivas de recuperación económica.

En general, el tono de las minutas sigue siendo moderado. El Copom ve riesgos elevados por la falta de reforma política y el potencial de problemas económicos globales, pero para la tercera reunión consecutiva señaló un aumento de los riesgos de una actividad económica más lenta.

En cuanto al riesgo de reforma, el presidente Jair Bolsonaro promete el tipo de reforma económica que abordaría las deficiencias estructurales que el Banco Central de Brasil apoya ampliamente, pero los detalles de esas políticas aún están por verse.

En cuanto a los Copom, los analistas aún esperan 150 puntos básicos de ajuste para fines de 2020, pero ahora esperan que se entreguen hasta esa fecha, lo que significa un retraso en la fecha de activación.

Mucho dependerá de cómo la economía se recupere y responda a las nuevas medidas que se implementarán en 2019.

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir: