Incremento en producción de crudo de Brasil, otro dolor de cabeza de la Opep

Cuando el buque de producción de petróleo, P-67, encendió su torre de bengala a principios de este mes, marcó el inicio de un auge de suministro de petróleo brasileño que está preparado para desafiar los esfuerzos de la Opep para equilibrar el mercado global.

Las instalaciones, lo suficientemente largas y anchas para adaptarse a un campo de fútbol americano, son la primera de cuatro plataformas similares que comienzan a bombear crudo este año, elevando la producción brasileña en aproximadamente 365.000 barriles por día, su mayor incremento anual en al menos 20 años, según estimaciones de la Agencia Internacional de Energía. 

La oleada brasileña, combinada con más petróleo de los campos de esquisto de Texas a Dakota del Norte, creará un dolor de cabeza para la Organización de Países Exportadores de Petróleo. 

En el peor de los casos, puede obligar a Arabia Saudita y Rusia a reinvertir sus recortes de producción en la segunda mitad del año, poniendo a prueba la fortaleza de la relación petrolera entre Riyadh y Moscú.

Brasil tiene previsto publicar en 2019 el mayor crecimiento anual de la producción de petróleo en años.

El buque P-67, a unos 260 kilómetros (162 millas) de Río de Janeiro, bombeará unos 150,000 barriles por día en los próximos meses, cuando alcance su meseta.

(Tomado de Bloomberg)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias