Fitch: Propuesta de reforma pensional Brasil enfrenta riesgos para su aprobación

69

La calificadora Fitch Ratings cree que la propuesta de reforma de pensiones presentada por el presidente brasileño Jair Bolsonaro en el Congreso “es una señal positiva sobre el compromiso de la administración de hacer las reformas clave necesarias para abordar la sostenibilidad de la deuda pública y la consolidación fiscal”.

Sin embargo, la calificadora advierte que existen riesgos para la aprobación de la propuesta en el Congreso brasilero, y algunos de sus elementos podrían enfrentar un rechazo legislativo que probablemente resulte en al menos cierta dilución.

La propuesta incluye cambios en el sistema de pensiones que, según las estimaciones del Gobierno, ahorrarán más de un billón de reales en una década. 

Estos cambios incluyen aumentar la edad mínima de jubilación, eliminar la disposición que permite la jubilación después de un período mínimo de contribución relativamente corto en el régimen del sector privado, aumentar la progresividad de los beneficios, mejorar la armonización de los beneficios en todos los regímenes y reducir los beneficios de los pensionados. 

La iniciativa también aumentaría los criterios de edad elegibles para recibir asistencia social, reduciría el alcance de los pagos anuales de salario adicional, introduciría la posibilidad de un plan de pensiones de contribución definida y sentaría las bases para que los estados y el Gobiernos locales sigan a través de cambios en el régimen de pensiones de los funcionarios.

“Sin reforma, será difícil controlar el déficit de pensiones. Las autoridades estiman que el déficit de seguridad social podría alcanzar el 3% del PIB en 2019. Esto sería un aumento del 2,8% en 2018 y superaría todo el déficit primario del sector público para ese año”, añade Fitch.

La agencia internacional ha afirmado durante mucho tiempo que la reforma de las pensiones sería un componente cada vez más importante para mejorar estructuralmente las finanzas públicas de Brasil y avanzar en la consolidación fiscal. 

“Será esencial para mantener el límite de gasto recientemente introducido que estipula que el gasto primario no puede crecer por encima de la tasa de inflación”, finaliza.

Compartir: