Confianza industrial de Brasil aumentó en febrero hasta alcanzar el nivel más alto desde agosto

El Índice de Confianza en la Industria (ICI) de Brasil aumentó 0,8 puntos mes a mes hasta 99 puntos en febrero en términos ajustados por estacionalidad, alcanzando el nivel más alto desde agosto, dijo el martes el grupo de expertos Fundación Getulio Vargas (FGV).

Aunque el índice se mantuvo por debajo de la marca de 100 puntos por noveno mes consecutivo, la confianza mejoró en 12 de los 19 sectores rastreados.

El Índice de Situación Actual (ISA) aumentó 1,8 puntos a 98,8 puntos, ubicándose justo por debajo de los 100 puntos y haciendo que el ICI suba.

La FGV dijo que los inventarios tuvieron la mayor influencia positiva en el componente ISA, habiendo aumentado 4,7 puntos hasta 101,5 puntos y, por lo tanto, moviéndose hacia un terreno positivo. Menos compañías dijeron que las acciones eran excesivas.

El Índice de Expectativas (IE) cayó 0,3 puntos m/m hasta 99,2 puntos. Las compañías se mostraron menos positivas sobre las condiciones de negocios en los próximos seis meses, lo que llevó a la caída del IE.

A pesar de la caída, este componente se mantuvo en un nivel alto de 104,3 puntos. La FGV dijo que alrededor del 47,6 % de las compañías prevé un aumento en los negocios (una baja de 3,2 puntos m/m) mientras que el 6,8 % vio un negocio débil (hasta 0,3 puntos).

En una buena señal, las expectativas de producción en los próximos tres meses mejoraron en febrero por segundo aumento consecutivo, alcanzando el nivel más alto desde septiembre.

El índice de utilización de la capacidad instalada llegó a 74,7 % en el mes, subiendo 0,4 puntos m/m y alcanzando el nivel más alto desde septiembre de 2018. La encuesta se realizó del 2 al 22 de febrero.

En general, el índice de confianza se está acercando a la marca de 100 puntos, recuperándose del débil segundo semestre de 2018.

Las empresas siguen siendo optimistas sobre el futuro, aunque un poco menos en febrero que en el mes anterior.

En general, las empresas han sido positivas con respecto a la victoria electoral del presidente Jair Bolsonaro, quien se espera que dé inicio a las reformas a favor de los negocios.

Tal vez, el comienzo un poco rocoso del reinado de Bolsonaro y la liberación de la reforma de las pensiones han enfriado un poco los estados de ánimo.

Sin embargo, las empresas siguen siendo optimistas sobre el futuro, lo que podría ayudar a impulsar la actividad económica si los acontecimientos políticos lo permiten.

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias