Tasa de desempleo de Brasil aumentó por encima de lo esperado al cierre de enero

Foto: Archivo Valora Analitik

La tasa de desempleo de Brasil aumentó 0,4 % mes a mes hasta 12 % en el trimestre que terminó en enero, alcanzando el nivel más alto desde agosto y superando la expectativa de consenso del 11,9 %, dijo la oficina de estadísticas Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) el miércoles.

La tasa cayó 0,2 % año a año, la misma escala que el mes anterior. El número de desempleados cayó un 0,2 % interanual hasta 12,7 millones de personas debido a un aumento de 3,9 % intermensual.

La tasa de desempleo generalmente aumenta con el inicio del año, con un aumento promedio mensual en los últimos cinco años que es precisamente de 0,4 % m/m.

El empleo subió un 0,9 % interanual hasta 92,5 millones en enero, aunque ese nivel marcó una caída de 0,5 % intermensual.

La mayor ganancia laboral se produjo en alojamiento y comida debido a factores estacionales, con un incremento del 4,6 % año a año, seguido del transporte (hasta el 4,4 %) y la administración pública (hasta el 3,5 %).

Los servicios domésticos fueron los que más sufrieron, con una caída del 1,9 % a/a en el trimestre que finalizó en enero, seguido de la industria (un descenso del 1,7 %).

El salario promedio aumentó 0,6 % m/m en términos reales hasta 2.270 reales brasileños. Eso significó un aumento del 0,8 % a/a, que es ligeramente superior al 0,7 % del mes anterior y, en realidad, es el más alto desde agosto.

Los leves aumentos del salario real ayudarán a aumentar el poder adquisitivo, pero las ganancias serán modestas a menos que, o hasta que, el crecimiento del salario real cobre más velocidad.

En general, el mercado laboral se deterioró nuevamente con un aumento en la tasa de desempleo y el crecimiento marginal del empleo sobre una base anual debido a factores estacionales, pero también porque la recuperación económica sigue siendo moderada.

El presidente Jair Bolsonaro se ha comprometido a implementar reformas estructurales y de otro tipo que podrían ayudar a la economía a ganar más tracción y reducir la tasa de desempleo.

El sentimiento ha mejorado desde que se hizo cargo, preparando el escenario para las ganancias.

Pero sigue habiendo una gran incertidumbre sobre su capacidad para implementar sus ideas políticas a través de un Congreso dividido que ha mostrado alguna señal de flexionar sus músculos últimamente con respecto a la reforma de las pensiones de Bolsonaro.

Las expectativas son altas y, por lo tanto, una reforma decepcionante podría dañar el estado de ánimo y, por lo tanto, la economía.

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias