Ganancias de Ecopetrol no despejan panorama fiscal de Colombia

Los positivos resultados financieros de Ecopetrol en 2018 confirman el regreso de la renta petrolera para Colombia, un elemento clave para que el país continúe el proceso de ajuste fiscal iniciado en 2016, luego del fuerte choque generado por la caída de los precios del petróleo en la segunda mitad de 2014, dijo Corficolombiana en un informe.

En efecto, la utilidad neta de la compañía ascendió a 11.6 billones de pesos el año pasado, superior en 75% a la registrada en 2017 y la más alta desde 2013. Dijo que lo anterior implica que los aportes de Ecopetrol al Gobierno Nacional Central (GNC) –que consisten en el pago de impuesto sobre la renta más los dividendos que le corresponden a la Nación por su participación de 88.9% en las acciones de la compañía– van a aumentar de forma importante en 2019 frente a los percibidos en años anteriores.

Adicionalmente, la Junta Directiva de Ecopetrol propuso distribuir el 80% de la utilidad a disposición de los accionistas –que asciende a 12.9 billones de pesos (11.6 billones de utilidad neta más 3.1 billones por liberación de reservas de vigencias anteriores, menos 1.7 billones de reservas obligatorias del año corriente)–, lo que significa un incremento significativo respecto al payout de 55% decretado en 2018.

De esta forma, este año el GNC recibirá 8.1 billones de pesos por concepto de dividendos de Ecopetrol, lo que significa multiplicar por 2.5 los dividendos que recibió el año pasado.

También destaca la firma que el margen Ebitda ascendió a 45% en 2018, tres puntos porcentuales superior al del año anterior, y que el monto del Ebitda fue el más alto de la historia.

El desempeño de la compañía se vio beneficiado por un mayor nivel de precios del petróleo durante el año, acompañado de una tasa de cambio elevada, con lo que resultaron beneficiados al mismo tiempo los segmentos de exploración y producción, y transporte.

Adicionalmente, la empresa cumplió con la meta de producción de 720 mil barriles de petróleo equivalente diario, al tiempo que incrementó el índice de reposición de reservas a 129% (126% en 2017), aumentando la vida media de 7.1 a 7.2 años.

Impacto fiscal

Si bien los resultados de Ecopetrol son una muy buena noticia para el país, para Corficolombiana lo cierto es que “no implican un cambio importante en el panorama fiscal de este año, en la medida que ya estaban incorporados en la actualización del Plan Financiero publicado hace un mes”.

Dijo que, en efecto, el plan establece que los ingresos por concepto de recursos de capital en 2019 ascenderán a 20.9 billones de pesos (2.0% del PIB), de los cuales 9.6 billones (0.9% del PIB) corresponden a excedentes financieros –incluyen los dividendos de Ecopetrol–, 9.3 billones (0.9% del PIB) a reintegros y otros recursos –incluyen las enajenaciones que espera hacer el Gobierno de activos de la Nación–, y 2 billones de pesos (0.2% del PIB) a rendimientos financieros.

De acuerdo con lo anterior, los dividendos de Ecopetrol –8.1 billones de pesos– representarían el 85% de los excedentes financieros que presupuestó el Gobierno para este año, de manera que las empresas estatales no petroleras deberían aportar 1.5 billones de pesos para completar la meta establecida en el Plan Financiero por ese concepto.

Este monto implica un incremento cercano al 25% frente a los dividendos no petroleros de 1.2 billones de pesos que recibió el GNC en 2018.

“Más allá de que consideramos muy optimista el incremento esperado en los dividendos no petroleros, resaltamos el hecho de que sigue siendo necesaria la enajenación de activos de la Nación por 9.3 billones de pesos –4.1 billones más que en 2018– para dar cumplimiento a la Regla Fiscal”, señaló Corficolombiana.

Señaló que “muy posiblemente” este monto incluye los 2.3 billones de pesos que espera recibir el Gobierno por la venta del 32.5% de las acciones de Colombia Telecomunicaciones (ColTel), un hecho que vemos poco probable teniendo en cuenta que no han cambiado las condiciones desde que la primera operación de venta fue declarada desierta por falta de interesados.

Bajo este contexto, la firma considera que el regreso de la renta petrolera en 2019 no cambia el panorama fiscal del país, en el sentido de que “sigue sin ser claro qué activos venderá el gobierno para lograr la cifra planteada en el Plan Financiero y cumplir la Regla Fiscal, que exige disminuir el déficit del GNC a 2.4% del PIB este año, desde el 3.1% logrado en 2018”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias