¿Qué esperan los analistas sobre tasas e IPC tras datos de inflación de febrero?

Ante el sorpresivo dato de inflación de febrero, que la ubica en 0,57% mensual y 3,01% anual, la firma comisionista Acciones y Valores considera que se diluye la “posibilidad de observar incrementos en las tasas de interés del Banco de la República en este primer semestre del año”.

Según el gerente de Investigaciones Económicas de la firma, Wilson Tovar, “el bajo ritmo crecimiento de la economía colombiana (2,7% en 2018) no requeriría modificar la postura monetaria en este periodo”.

El analista añadió que el bajo ritmo de crecimiento global no permite ser tan optimista en materia de crecimiento en medio de constantes reducciones en las estimaciones de crecimiento en 2019.

Acciones y Valores modificó a la baja su expectativa de crecimiento de 3,3% a 3,1% para este 2019.

De su parte, el banco BBVA Colombia dijo que los riesgos a la baja que había señalado anteriormente parecen estar materializándose:

(i) el traspaso de la depreciación del tipo de cambio a los precios es mínimo
(ii) el alza del salario mínimo del 6,0% no se estaría transmitiendo con fuerza al precio de algunos servicios como los de los restaurantes y
(iii) el fenómeno de El Niño no está impactando el precio de los alimentos.

 

En un contexto donde la economía seguirá creciendo por debajo de su potencial, el banco cree que la inflación se mantendrá muy cerca del 3,0% a lo largo de 2019 e incluso podría ubicarse por debajo del 3,0% en los próximos meses.

Para la comisionista Alianza Valores, el 2019, a pesar de los choques al alza que preveía, está resultando ser un año que por ahora (dos de 12 meses) muestra cifras a la baja en inflación.

Con ello, dijo, estima que los choques son menos fuertes de lo estimado y que de continuar esta tendencia en los resultados, la inflación estaría encaminándose cerca de la meta del Banco de la República de lo que proyectaba.

Mantiene su discurso en cuanto a que no es natural ni sostenible un crecimiento anual de alimentos tan cerca del 0% mensual (anual 2,29%

versus promedio de los últimos 5 años de 5,3%), esto es una teoría que no tiene marco de tiempo.

Dijo que, acorde con las desviaciones mensuales, redujo su expectativa de IPC del 3,83% al 3,50% – 3,60% y la expectativa de aumento de tasas al rango 4,75% – 5,00%.

Finalmente, la firma comisionista Credicorp Capital señaló que, como resultado de los datos de inflación de febrero, ahora espera tan sólo un incremento de la tasa de referencia por parte del emisor este año (vs tres anteriormente), el cual se llevaría a cabo en el segundo semestre del año.

Una inflación menor a la esperada anteriormente y un cierre gradual de la brecha de producto, proporcionarán un espacio adicional al banco central para seguir estimulando la actividad económica, dijo la comisionista.

“El déficit en cuenta corriente (CAD) debería comenzar a ser un factor relevante en la función de reacción del BanRep, ya que este se acerca al nivel de 4% del PIB, convirtiéndose en un factor para monitorear de cerca”, agregó.

Dicho esto, el gerente de la autoridad monetaria, Juan José Echavarría, mencionó recientemente que, si bien esto es reflejo de vulnerabilidad de la economía, el CAD no es una fuente importante de preocupación en el corto plazo, pues debería ser financiado cómodamente por la inversión extranjera este año, argumento con el cual Credicorp dijo estar de acuerdo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias