Activos de Frontera Energy en Colombia estarían en la mira para ser comprados

209

 

Cuando el río suena, piedras lleva’ es el dicho que más encaja, y al que más se está apelando por estos días en el sector petrolero del país.

La razón, en la industria hidrocarburífera nacional hay fuertes rumores que indican que, en los próximos días se estaría anunciando la posible venta por parte de la petrolera canadiense Frontera Energy de sus activos en Colombia.

En los pronósticos, los analistas afirman que en esta operación serían tres las empresas que estarían interesadas en adquirir toda la operación que ofertaría la empresa canadiense.

Las petroleras nombradas en el sector son GranTierra Energy, Occidental Petroleum Corporation (Oxi) y GeoPark. Precisamente, esta última multinacional es la que ha sonado con más insistencia en los últimos días para adquirir los activos de Frontera, tal como lo anticipó desde la semana pasada Valora Analitik.

Portafolio se contactó con voceros de ambas empresas para confirmar la noticia. Mientras en GeoPark, las fuentes afirmaron que “no se pronuncian sobre rumores o especulaciones”; los de Frontera indicaron prácticamente lo mismo: “no vamos a hacer ningún comentario sobre especulaciones del mercado”.

Pero más allá de si se desarrolla esta posible operación de venta y compra, la gran pregunta en el mercado es: ¿que llevó a Frontera Energy a convertirse en la más atractiva del mercado, luego de su crisis financiera, cuando estaba bajo el pabellón de Pacific?

“Quienes compraron Pacific (el fondo de inversiones Catalyst Capital Group Inc. y algunos acreedores), lo hicieron no solo para asumir sus deudas, sino para poner la casa en orden desde el punto de vista operacional y financiero”, explicó Camilo Silva, director de la firma consultora Valora Analitik.

El analista agregó que luego de cambiarle el nombre a Frontera Energy, como parte de la estrategia, y de finalizar el ejercicio de reestructuración, a lo que se suma la cotización en el precio internacional del crudo, hoy la petrolera canadiense es una de las más rentables del mercado, “lo que la convierte en una de las más atractivas en Colombia”.

Esto en concordancia con lo que señaló Barry Larson, el entonces presidente ejecutivo de Frontera Energy en junio de 2017: “para asegurar que la compañía pueda mantener una producción y crecimiento sostenibles, la junta directiva tomó las medidas necesarias para reducir el enfoque geográfico, la escala organizacional y los costos, al tiempo que se maximiza la eficiencia operativa y de costos”.

Cabe recordar que Frontera es una compañía de exploración y producción de gas natural y petróleo, con operaciones enfocadas en Colombia y Perú. En el territorio nacional cuenta con aproximadamente 40 bloques en desarrollo. Además, opera uno de los campos de gas más importantes, La Creciente, ubicado en el departamento de Sucre, así como uno de petróleo, Quifa, en el Meta.

 

ATRACTIVA OPERACIÓN

Al cierre de 2018, la producción de Frontera en Colombia, antes de regalías fue de 70.999 barriles de petróleo (bpd), equivalente a 63.180 bpd después de regalías.

“Estos resultados se encuentran dentro de los objetivos estipulados en el plan, el cual contemplaba entre 70.000 y 72.000 bpd antes de regalías, 63.000 a 65.000 bpd después de regalías”, resalta el más reciente reporte financiero de la petrolera.

La producción actual de Frontera en el territorio nacional es de aproximadamente 72.000 bpd antes de regalías, que equivalen a 64.000 bpd después de regalías, luego de la finalización del proyecto de expansión de manejo de agua en Quifa SW y la “fuerte” producción del pozo de desarrollo Candelilla-7.

Con respecto a la operación en Colombia, la producción del cuarto trimestre de 2018 promedió un estimado de 62.923 bpd antes de regalías (56.233 bpd después de regalías), lo que significó un aumento de 3,1% en comparación con el tercer trimestre del mismo año.

Así mismo, durante el primer trimestre del presente año (2019), Frontera planea perforar 27 pozos de desarrollo, incluyendo 23 en el área de Quifa, cuatro pozos de exploración (dos en Sabanero, uno en Jaspe y uno en Mapache) y un pozo de inyección de agua en Copa-A Norte.

“En el campo Copa, se espera que el aumento de la perforación de desarrollo combinada con el aumento de la inyección de agua en 2019 aumente la producción de aproximadamente 4.000 bpd a más de 10.000 bpd para el 2020”, resalta el informe financiero.

A renglón seguido, el informe de resultados, indica que el proyecto de expansión de manejo de agua Quifa SW se “completó a tiempo y dentro de lo presupuestado”, con volúmenes de disposición de agua actuales de más de 350.000 bpd, lo que resultó en un incremento de 4.300 bpd de petróleo (aproximadamente 2.600 bpd para Frontera) de 76 pozos reactivados.

“Se espera una capacidad de inyección de agua total de más de 400.000 bpd en el corto plazo”, reza el reporte.

En este primer trimestre, también ha iniciado una revisión de la operación en los campos para optimizar el portafolio, alcanzar eficiencias y ahorros de capital. Se destacan los mejoramientos técnicos que se han llevado a cabo para maximizar la perforación de pozos y las prácticas de gestión de fluidos en Quifa y Guatiquía.

Además, técnicos y personal de Frontera comenzaron la perforación del pozo de desarrollo Candelilla-7. “Teniendo en cuenta los riesgos, oportunidades y potencial de desarrollo, la compañía está apuntándole a alcanzar una producción de 85.000 bpd en el país, antes de regalías, para el cierre de 2023”, dice el informe.

 

 

(Con información de Portafolio y Valora Analitik)