Celsia recibe licencia para nuevo proyecto de energía solar

270

 

Los proyectos para la generación de energía eléctrica con fuentes renovables siguen ganando terreno a pasos agigantados en el territorio nacional.

En esta ocasión, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) aprobó su primera licencia ambiental para la generación de energía fotovoltaica en una granja solar, proyecto que será desarrollado por Celsia y estará ubicado en el corregimiento Azúcar Buena-La Mesa, de Valledupar, departamento del Cesar.

La infraestructura contempla la construcción de un complejo conformado por cinco plantas solares instaladas sucesivamente hasta sumar 100 megavatios (Mw) en corriente alterna total, con una producción estimada de 41.667 megavatios hora año (Mwh/año) durante 30 años de operación.

El área total prevista es de 156,61 hectáreas, pero los paneles tendrán una zona de intervención máxima de 105,62 hectáreas, que representan aproximadamente 284.310 módulos fotovoltaicos.

“Esta iniciativa hace parte de la política del actual gobierno de promover el uso de las energías ‘limpias’ bajo los principios del desarrollo sostenible, en la que participan activamente la Presidencia de la República y los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Minas y Energía, entre otras entidades”, resalta un comunicado de la Anla.

Cabe resaltar que el objetivo del Ministerio de Minas y Energía (MME) es elevar a, por lo menos, el 10% la participación de Energías Renovables No Convencionales sobre el total de generación eléctrica.

 

SUS CARACTERÍSTICAS

El proyecto fotovoltaico del Cesar, ubicado a las afueras de Valledupar, es el más grande del país y, si bien hay otros que están en proceso de desarrollo, éste es el que marca la ruta de emprendimientos de gran envergadura en la materia.

Según la Anla, de acuerdo a la ubicación de la futura granja solar, el proyecto desarrolla el respectivo proceso de consulta previa con los cuatro Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta (Arhuaco, Kankuamo, Kogui y Wiwa), cuya protocolización de acuerdos fue suministrada a la citada entidad, y se integró al Plan de Manejo Ambiental (PMA).

“Este plan contempla, entre otras medidas de manejo, la información, participación y educación a la población vinculada al proyecto, así como un programa de manejo de infraestructura vial y social acordada con la comunidad”, indica la Anla en su nota.

Entre los acuerdos protocolizados se prevé la inclusión de acciones de protección, compensación y manejo forestal y apoyo y fortalecimiento al uso cultural del espacio sagrado UmYriwYn, con el fin de salvaguardar los sitios sagrados identificados, valorarlos y compensar su afectación en el entorno.

Igualmente, se incorporan acciones de manejo paisajístico, de materiales de construcción, de residuos líquidos y sólidos, de suelos, de remoción de cobertura vegetal y descapote, así como de otros aspectos del entorno como fauna, revegetalización de áreas intervenidas y del recurso hídrico.

Además, los beneficios en términos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del proyecto equivalen en su momento de operación máxima a aproximadamente 150.000 toneladas de CO2 al año, prácticamente el mismo que podrían capturar 9.000 hectáreas de bosque húmedo en un año.

Cabe recordar que, a finales del año pasado, la Anla aprobó la licencia ambiental para el proyecto ‘Generación de Energía Eólica Alpha’, situado en La Guajira, con una capacidad de generación de entre 200 y 250 MW.

“De esta forma, viene tomando impulso el desarrollo de Energías Renovables No Convencionales, más con los proyectos fotovoltaicos (transformación directa de la radiación solar en energía eléctrica)”, subraya la Anla.

 

GRANJA SOLAR EN BOLÍVAR

La más reciente granja solar que entró en operación fue Celsia Solar Bolívar, con una capacidad instalada de 8,06 Mw, que empezó a generar sus primeros megavatios desde el pasado 26 de noviembre.

El proyecto desarrollado por Celsia, empresa de energía del Grupo Argos, se encuentra ubicado en el municipio de Santa Rosa de Lima, en el departamento de Bolívar, en el norte del país.

La granja solar fue construida a través de Epsa, con una inversión de US$8 millones y financiada con recursos provenientes de la reciente emisión de bonos verdes que realizó la compañía. De igual forma, el proyecto hace uso de los beneficios tributarios otorgados por la Ley 1715, a través de la cual el Gobierno Nacional promueve el desarrollo de proyectos de energía renovable no convencionales.

Para el montaje de Celsia Solar Bolívar se requirieron siete meses de trabajo, 12 hectáreas y cerca de 32.000 paneles solares, que se estima generarán 15.542 MWh al año, que corresponde a la energía que consumen unas 7.400 familias.

“La energía de Celsia Solar Bolívar se le entregará directamente al sistema interconectado del país, y está ubicada en una región donde la radiación solar es muy alta”, afirmó Ricardo Sierra, líder de Celsia.

Añadió que “seguimos avanzando para obtener 250 Mw de energía fotovoltaica en Colombia y Centroamérica”.

Sierra finalmente recalcó que vienen más granjas de generación solar de Celsia a gran escala, siendo los proyectos más avanzados los que están ubicados en los departamentos de Cesar, Santander y Tolima, en Colombia, al igual que un proyecto fotovoltaico en Honduras.

 

FDN IMPULSA PROYECTOS

La Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) está dándole un impulso a las energías renovables en el país. En diciembre pasado adquirió bonos verdes a 10 años, emitidos por Epsa por $70.000 millones, recursos que serán destinados para proyectos de este tipo.

De acuerdo con la FDN, los recursos provenientes de esta emisión serán destinados por Epsa para el desarrollo de su plan de proyectos de energía renovable, los cuales incluyen la construcción de plantas de energía solar con una capacidad instalada de hasta 200 MW y que evitarán la emisión de 3,44 millones de toneladas de CO2 en sus 30 años de vida útil. Entre los proyectos están las granjas solares Celsia Solar Yumbo y Celsia Solar Bolívar, y dos granjas más: una en Chicamocha y otra en Valledupar.

 

 

 

(Tomado de Portafolio)

Compartir: