Regresó la tensión nuclear entre EE. UU y Corea del Norte

67

 

Corea del Norte dijo por boca de su vicecanciller, Choe Son-Hui, que estudia romper el diálogo con EE.UU., al que culpó del fracaso en la reciente cumbre de Hanói, y apuntó a que Pionyang podría suspender la moratoria sobre pruebas de armas que ha mantenido durante 15 meses.

Durante un encuentro en Pionyang con diplomáticos abierto a medios con presencia en la capital norcoreana, la vicetitular de Exteriores, Choe, dijo que su país no tiene “intención de ceder a las demandas de EE.UU. (planteadas en Hanói) en ninguna forma” ni está dispuesto “a entablar negociaciones de ese tipo”.

Choe culpó a los representantes estadounidenses de la ruptura de las conversaciones en Hanói y los acusó de estar “demasiado ocupados tratando de cumplir sus propios objetivos políticos” y de no tener “verdadero interés en lograr un resultado (positivo)”, según recoge la delegación de la agencia rusa Tass en Pionyang.

También criticó al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y al consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, que estuvieron presentes en la última reunión mantenida en Hanói entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Los acusó de “crear una atmósfera de hostilidad y desconfianza”, y de “obstruir los esfuerzos constructivos para las negociaciones” entre ambos mandatarios.

La propia Choe y el canciller norcoreano, Ri Yong-ho, ofrecieron una rueda de prensa en Hanói tras la cumbre en la que contradijeron a Trump con respecto a las exigencias planteadas por Pionyang en la mesa de negociación.

Ambos negaron que Corea del Norte pidiera el levantamiento de todas las sanciones y aseguraron que solicitaron que se dejarán de aplicar aquellas que afectan solamente a la actividad económica de sus ciudadanos.

Ambas partes discrepan sobre lo que se planteó en Hanói, donde el desacuerdo giró en torno al número de activos del programa nuclear norcoreano a desmantelar y al volumen de sanciones internacionales sobre Pionyang que EE.UU. aliviaría a modo de “medida correspondiente”.

 

 

(Tomado de Cablenoticias)