Gobierno modificó metas fiscales y trayectoria de la deuda por migración venezolana

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, informó que se modificaron las metas fiscales y la trayectoria de la deuda para los próximos años debido a la migración venezolana.

El Gobierno llegó a esa decisión luego de las recomendaciones dadas por el Comité Consultivo de la Regla Fiscal que se reunió en días pasados.

Para 2019, el Gobierno modificó la meta de déficit fiscal del 2,4% del PIB a 2,7% del PIB, tal como lo había anticipado ayer Valora Analitik. Para 2020, el déficit fiscal cambió de 2,2% del PIB al 2,3% del PIB.

De igual manera, las nuevas metas fiscales del Gobierno contemplan que se alcance un déficit fiscal del 1% del PIB a partir de 2024 y no en 2027 como se tenía contemplado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

Carrasquilla indicó que con esta decisión no se van a recortar dineros de gasto público por atender la migración venezolana que cuesta 0,5% del PIB de Colombia por año.

Trayectoria de la deuda

Con el fin de aliviar la presión de deuda y poder asumir los gastos de la migración venezolana, el Gobierno también modificó la trayectoria de la deuda neta desde 2019 hasta 2030.

La modificación de la deuda requiere asumir $5 billones anuales (equivalentes a 0,5% del PIB) para sortear los gastos adicionales provenientes de la migración venezolana.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, no explicó en detalle cómo se van a financiar esos $5 billones durante los próximos años.

A pesar de ser preguntando varias veces sobre si sería financiado con endeudamiento o recorte de gastos, el ministro no precisó las fuentes de los recursos.
Se limitó a decir que en el Marco Fiscal de Mediano Plazo que se actualizará en junio estarán incluidos esos nuevos gastos.

Calificaciones internacionales

Sobre la posibilidad de que las modificaciones de las metas fiscales afecten la nota de las calificadoras internacionales, el ministro Carrasquilla dijo que la decisión tomada no afecta la sostenibilidad de las finanzas públicas del país.

“Si las calificadoras internacionales evalúan la sostenibilidad fiscal de un país estamos seguros que no va a haber ninguna afectación con la modificación realizada”, dijo Carrasquilla.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias