Marcas propias del Grupo Éxito generan cerca de 8.000 empleos en producción textil

3343

En Colombia, el sector textil y de confecciones se ha posicionado históricamente como uno de los más importantes para la industria nacional por su impacto en áreas como empleo, consumo interno y exportaciones. De acuerdo con datos de la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, a cierre de 2018, el sector generó más de 542.321 puestos de trabajo, lo que da cuenta de su alcance para el país.

En este sentido, el Grupo Éxito a través de marcas propias como Arkitect, People, Bluss, Custer, Coquí y Bronzini (Bronzini Active), se ha posicionado como uno de los principales jalonadores del sector, pues por medio de estas la producción textil genera cerca de 8.000 empleos a través de 84 talleres de confección en Antioquia, Cundinamarca, Valle del Cauca, Caldas, Norte de Santander, Risaralda y Tolima.

Este impacto impulsa a un sector productivo que requiere apoyo en la actualidad y que ha consolidado al Grupo Éxito como los mayores compradores de ropa nacional a proveedores y productores colombianos y que hoy en día se exporta a destinos como Argentina, Uruguay, Francia, República Dominicana y Brasil.

“En 2018, vendimos alrededor de 51 millones de prendas, de las cuales 93% se compra en Colombia. De esta cantidad, 60% corresponde a ventas de marcas propias textil, es decir cerca 30 millones de prendas”, apuntó Juan Esteban Valencia, gerente del negocio textil del Grupo Éxito.

Así mismo, en Colombia, la compra de artículos de ropa no deja de crecer. Según datos del informe especial del sector de Inexmoda, Sectorial y Raddar, vestuario y calzado fue el segundo grupo que más creció en 2018 (4,71%) en gasto de los hogares, después de cultura y diversión.

A su vez, el producto con mayor aporte al crecimiento real en el último mes de 2018, donde se vende mayor cantidad de artículos de vestir, fue la ropa interior para mujer con el 10,41%, datos que dan cuenta de la preferencia y calidad que ven los colombianos en los productos locales, pues en este apartado la mayoría se fabrica en el país.

El aporte de medianos empresarios

El sector confección y textil, al cierre de 2018, consolidó un aporte del 7% al PIB nacional, una cifra que se soporta, en gran parte, por la contribución de pequeñas y medianas compañías que aumentan el crecimiento y generación de empleo en Colombia.

Una de ellas es Felja, en Medellín. Su gerente, Felipe Mejía, señaló que actualmente la empresa genera cerca de 400 empleos directos y 600 indirectos, los cuales jalonan progreso tanto para sus familias como para la compañía, pues se fabrican prendas con la mayor calidad que han permitido su sostenibilidad a través del tiempo.

Felja fabrica cerca de cuatro millones de prendas anuales para las marcas propias del Grupo Éxito y ha consolidado con ellos una relación de 19 años, “bajo la cual nos hemos convertido en proveedores exclusivos”, destacó Mejía.

En Ibagué, por su parte, uno de los mayores referentes es Global Confecciones y Textiles, la cual inició ventas al Grupo Éxito hace 25 años por intermedio de su filial Didetexco, trabajando en todas las líneas de vestuario.

“En total, fabricamos cerca de 1,5 millones de prendas por año y generamos 290 empleos directos y 140 satélites, los cuales brindan oportunidades y calidad de vida a muchas madres cabeza de familia”, destacó Iván Ocampo, gerente de la compañía.

Precisamente, las madres cabeza de hogar se han posicionado como las principales empleadas en empresas de este tipo y tamaño en las diferentes regiones del país.

De la mano de compañías de este tipo, la dinámica de ventas para el sector se ve positiva para este año pues de acuerdo con la firma Raddar se prevé que el gasto de los hogares en vestuario y calzado siga creciendo a una tasa anual de 4,8%, hasta 2022, lo que podrá generar mayor dinamismo para el área textil en Colombia.

Compartir: