Banco Agrario prevé que dólar continúe por encima de $3.300

102

En su informe mensual cambiario, el equipo de Investigaciones Económicas del Banco Agrario destaca que la cotización del dólar en los mercados internacionales continúa al alza y recientemente alcanzó máximos de seis meses, algo que se explica en buena medida por la creciente aversión al riesgo global derivada de las tensiones comerciales entre EE. UU. y China, y la consecuente mayor demanda por activos de refugio que este contexto está generando, incluido el dólar.

Bajo este panorama señala que “esperamos que la tasa de cambio local permanezca por encima de los $3.300 en lo que resta del segundo trimestre de 2019. La fuerte demanda especulativa global de dólares, suscitada por la intensificación de la guerra comercial EE. UU-China, y las divergencias fundamentales entre las economías avanzadas, mantendrá elevada la cotización de la moneda americana en el corto plazo”.

Así mismo, explica que este entorno de elevada aversión al riesgo y dólar fuerte ha disparado las primas de riesgo país en los mercados emergentes, especialmente en Latinoamérica, lo que se ha traducido en devaluaciones de sus monedas. Los flujos de inversión extranjera hacia estos mercados también se han moderado, especialmente los direccionados hacia títulos de renta variable.

Por su parte, el déficit de la balanza comercial de bienes volvió a ampliarse, en medio de un contexto de menores ingresos por exportaciones y un incremento en el egreso de dólares por importaciones. Los flujos de inversión de portafolio fueron negativos entre abril y mayo, y aunque los de inversión extranjera directa se aceleraron y cubrieron parte de este egreso neto de dólares, en el acumulado del año continúan siendo inferiores a los observados durante el mismo periodo de un año atrás.

Bajo este contexto, la tasa de cambio volvió a depreciarse entre abril y mayo, y alcanzó máximos no vistos en algo más de tres años. Todas las medidas de dispersión del dólar en el mercado local descendieron levemente, lo que reduce la posibilidad de una rápida corrección técnica del peso-dólar en el corto plazo.

Expectativas de corto plazo

El equipo de Investigaciones Económicas del Banco Agrario concluyó su informe con que “creemos que las presiones devaluacionistas sobre el peso se intensificarán en el futuro cercano, pues el egreso neto de dólares de la economía sigue ampliando el déficit de la cuenta corriente e incrementando las vulnerabilidades externas. Adicionalmente, es de esperar que las fuentes de financiamiento del déficit externo, en particular los flujos de inversión extranjera de corto plazo, sigan afectadas por la elevada aversión al riesgo global, aunque la reciente ratificación del grado de inversión de Colombia por parte de Fitch y Moody´s podría mitigar este efecto”.  

Compartir: