Banco Central de Chile evalúa recortar tasa de interés

104
Banco Central de Chile

De acuerdo con La Tercera, tras conocerse la minuta de mayo del Banco Central, las tasas swap adelantaron para fin de año su expectativa de una reducción monetaria. Los economistas, por su parte, aún se mantienen divididos, aunque de a poco gana terreno está opción.

El escenario cambió. Y de eso comenzó a tomar nota el Banco Central. Si bien hasta ahora la primera opción del ente rector para la política monetaria era continuar su proceso de normalización, el bajo crecimiento que tuvo la actividad económica durante el primer trimestre (1,6%), sumado a la agudización de los riesgos externos, terminaron por abrir la puerta hacia un recorte.

De hecho, esa opción fue analizada ya en la última Reunión de Política Monetaria (RPM) del instituto emisor de mayo. De acuerdo con la minuta de esa cita publicada ayer, “varios consejeros indicaron que les parecía válido considerar la opción de reducir la TPM, lo que podría justificarse como un movimiento de tipo preventivo ante los riesgos presentes o como una acción correctiva si es que se consideraba que la política monetaria había sido menos expansiva que lo buscado”.

La última vez que el Banco Central analizó la opción de reducir la tasa de interés fue en la reunión de junio de 2018, mientras que la última baja fue en mayo de 2017, llevando la tasa a 2,5%.

Hasta antes de esta minuta, el consenso general del mercado consideraba una mantención prolongada de la tasa de interés. Sin embargo, esa visión se modificó ayer. De acuerdo a EuroAmerica, los activos financieros esperan ahora un recorte de 25 puntos base para la TPM en noviembre de este año, para luego seguir un proceso de mantención.

A nivel de economistas, el debate está abierto, aunque poco a poco gana terreno la opción de una reducción hacia mediados del próximo año.

¿Qué explica este cambio de perspectiva?

Los economistas señalaron que la materialización de los riesgos a la baja del escenario externo, especialmente, menor precio del cobre y menores volúmenes de comercio exterior, junto a una actividad económica inferior a la esperada y una inflación que se mantiene bajo el rango meta del Banco Central, son los agentes gatilladores.

De hecho, ayer también JP Morgan recortó su proyección de crecimiento para Chile a 3,1% para 2019, ubicándose por debajo del consenso del mercado (3,2%), y a 2,9% para el próximo año.

(Con información de La Tercera)

Compartir: