S&P recorta calificación de francesa Casino y la pone en evaluación

255

La agencia internacional S&P Global Ratings tomó hoy la decisión de recortar las calificaciones de la cadena francesa de tiendas Casino desde BB- hasta B y la puso en CreditWatch negativo.

Dijo que la decisión se basó en que el 23 de mayo de 2019, la empresa matriz de Casino, Rallye y sus sociedades de cartera, obtuvieron autorización para un procedimiento de salvaguardia de seis meses, que podría extenderse hasta 18 meses.

Esto fue después de que las acciones de Casino y Rallye se hubieran suspendido ese mismo día, luego de dos semanas de disminución muy pronunciada en sus valores bursátiles que presionaban la liquidez de Rallye, porque algunos préstamos de margen requerían promesas adicionales de las acciones de Casino.

Conforme al procedimiento de salvaguardia, todos los pagos de intereses adeudados por la deuda pendiente de Rallye y sus compañías tenedoras, así como los vencimientos de deuda futuros y prácticamente todas las garantías, se congelan hasta que las diversas partes interesadas en Rallye y sus compañías tenedoras acuerden un nuevo acuerdo de repago más sostenible para su deuda financiera.

Aunque la administración de Casino ha confirmado que no forma parte de este procedimiento de salvaguardia, la agencia cree que el procedimiento de salvaguardia posiblemente ha evitado una crisis de liquidez en Rallye y un posible cambio en la participación de Casino.

Considera que este procedimiento crea más riesgos de eventos significativos para Casino y sus acreedores, y plantea preguntas sobre la confiabilidad de los estándares de gobierno del grupo.

Detalló que el CreditWatch negativo refleja la posibilidad de que Casino se vea afectado indirectamente como resultado de tener a su compañía matriz altamente endeudada inmersa en el complejo procedimiento de salvaguardia.

S&P señaló en su informe la rebaja de calificación de Casino refleja los siguientes factores:

  • Los posibles riesgos de eventos para Casino y sus acreedores resultantes del procedimiento de salvaguardia que Rallye ha realizado;
  • El impacto potencial del procedimiento de salvaguardia en la reputación de Casino y su posición en los mercados de capital de crédito, en particular porque algunos prestamistas bancarios de Rallye también prestan a Casino; y
  • Su visión de ciertas deficiencias en los estándares de gobernabilidad, que podrían ser perjudiciales para los acreedores de Casino, en particular en el contexto del alto apalancamiento tanto de Casino como del grupo en general.

La calificadora ve riesgos e incertidumbres de eventos significativos relacionados con el resultado de las próximas negociaciones entre los acreedores en el Rallye y los niveles de la compañía tenedora, incluyendo potencialmente alguna forma de compensación para los acreedores del Rallye a cambio de una reprogramación de la deuda.

El resultado final podría ser a expensas de Casino, dado que es el principal activo y generador de prácticamente todas las ganancias y flujos de efectivo para el grupo más amplio. Esto podría potencialmente afectar aún más la flexibilidad financiera de Casino.

Casino ha contraído una deuda financiera bruta consolidada de alrededor de 9.000 millones de euros en una combinación de préstamos y bonos (incluida la deuda de las filiales de Latinoamérica), que requieren un acceso rápido a los mercados de capital de deuda para refinanciar periódicamente los vencimientos de esta gran cantidad de deuda.

Por lo tanto, según la firma es de suma importancia para Casino que este procedimiento no afecte su posición crediticia en los mercados de capital de deuda.

Jean-Charles Naouri es el principal accionista y presidente del muy endeudado Rallye, además de ser presidente y CEO de Casino.

Sus intereses como accionista y miembro de la junta de Rallye y Casino, por lo tanto, pueden no estar alineados con los intereses de los acreedores de Casino, dijo S&P.

Naouri tiene interés en maximizar los pagos de dividendos de Casino para pagar la deuda de Rallye y recibir dividendos en nombre de Rallye en lugar de usarlos para desapalancamiento en Casino.

Además, el procedimiento de salvaguardia puede ser una manera para que los accionistas de Rallye (incluido Naouri) eviten el cumplimiento del compromiso sobre sus acciones en el Casino que proporcionaron a los prestamistas de Rallye, lo que podría haber implicado una pérdida de su control sobre el Casino.

La elección de Rallye de optar por una estructura de capital altamente apalancada, con líneas de crédito aseguradas por las acciones de Casino, ha creado una debilidad inherente para ambas entidades, lo que hace que la liquidez de Rallye dependa del precio de las acciones de Casino y lleve a Casino a dividendos ascendentes a Rallye de manera sistemática.

“En nuestra opinión, esta estructura tiende a favorecer los intereses de Rallye sobre los de Casino, sus accionistas minoritarios y sus acreedores. El apalancamiento financiero proporcional ajustado por las calificaciones globales de S&P de Casino fue de 4.97x al final del año 2018, con una deuda financiera neta adicional de 3.300 millones de euros localizada en Rallye y sus sociedades controladas que reciben servicios (y es probable que continúen siendo atendidas una vez que finalicen el procedimiento de salvaguardia) principalmente a través de pagos de dividendos significativos de Casino”, cita el documento.

Concluyó que, aunque no califica a Rallye ni a ninguna de sus compañías controladas, según sus criterios de implicaciones de la calificación de las ofertas de cambio y reestructuraciones similares, vería que la solicitud de un procedimiento de salvaguarda de Rallye equivale a un incumplimiento.

A pesar de esto, continúa evaluando la solvencia crediticia independiente de Casino como superior, pero vinculada a la del grupo general, que comprende a Rallye, y sus diversas compañías holding, con Finatis como la controladora principal.

Compartir: