Moody’s espera mayor déficit que el Gobierno de Colombia durante próximos años

119

En una presentación en Bogotá, el assistant vice president & analyst sovereign de Moody’s Latinoamérica, Renzo Merino, destacó el comportamiento que ha venido teniendo la economía colombiana, pero advirtió que aún hay riesgos que se deben tener en cuenta.

Días atrás, Moody’s subió la perspectiva de Colombia desde negativa a estable destacando la estabilidad macroeconómica del país.

“Apoyado de un mayor consumo privado y un incremento en la inversión privada, además del desarrollo de los proyectos 4G, esperamos ver que el crecimiento de Colombia se ubique en un rango entre el 3 % y el 3,5 % lo que significa que el país estaría convergiendo a su crecimiento potencial”, dijo Merino.

En temas fiscales, Merino afirmó que la modificación de la Regla Fiscal por la migración venezolana fue necesaria, pero advirtió que la revisión constante de las metas fiscales puede afectar la credibilidad de un país.

“Esperamos que se sigan realizando revisiones constantes lo cual resta predictibilidad a la política fiscal y se afecta la credibilidad”, explicó.

Sin embargo, Moody’s considera que el déficit fiscal de Colombia puede ser mayor al esperado por el Gobierno en la Regla Fiscal durante los próximos años.

Así mismo, espera que los superávits primarios sean mejores de lo calculado por el Gobierno.

De otro lado, el experto resaltó que los principales desafíos de la economía colombiana vienen del no incremento de los ingresos tributarios y de la inflexibilidad del gasto gubernamental.

De hecho, para Merino, la Ley de Financiamiento traerá consigo problemas de recaudo luego de finalizado el 2019. Moody’s resalta que, a pesar de que Colombia ha implementado varias reformas fiscales en los más recientes años, los ingresos tributarios no han aumentado considerablemente.

Para puntualizar, la calificadora estima que el recaudo del Gobierno Central es relativamente bajo en comparación con sus pares que también están en la calificación Baa.

Otros de los desafíos que la entidad internacional ve es la de alcanzar un crecimiento superior al 4%, la adjudicación de subsidios y el incremento del gasto capital.

Compartir: