Cinco razones por las que es improbable que China devalúe el renminbi, según Natixis

562

De acuerdo con un reporte de Celeste Tay, analista soberana senior de la firma Loomis, Sayles & Company (filial de Natixis Investment Managers), durante años, el presidente estadounidense Donald Trump, ha acusado a China de devaluar deliberadamente el renminbi (la moneda de curso legal de la República Popular China) para impulsar las exportaciones.

Con las tensiones comerciales y políticas que se están desbordando, a menudo surge la pregunta de si China devaluará al renminbi o no.

“No creemos que China debilite intencionalmente su moneda para contrarrestar los aranceles estadounidenses. Sí, se debilitó alrededor del 2,5% frente al dólar estadounidense en mayo, cuando resurgieron las tensiones comerciales, pero la debilidad se debió en gran medida al mercado”, dijo la experta.

De hecho, agregó, las autoridades chinas se han apoyado en la depreciación del renminbi mediante la intervención verbal y el endurecimiento de los controles de capital de los residentes.

La evidencia también sugiere a la analista que las autoridades chinas han redistribuido extraoficialmente el factor de ajuste anticíclico para fijar el renminbi a niveles más altos.

A grandes rasgos, los costos de una moneda más débil pueden compensar los beneficios para China.

He aquí cinco razones:

1.      Un golpe a la imagen. China quiere posicionarse como defensora del libre comercio para promover el diálogo con socios que no sean estadounidenses.

2.       Un reto para la internacionalización del renminbi. China ha estado trabajando duro para aumentar la demanda global natural del renminbi. La depreciación amortiguaría el interés en mantener la moneda.

3.      Riesgos para la estabilidad financiera. Un renminbi más débil infla los costos de la deuda externa y suscita preocupación por la salud del sistema financiero chino.

4.      Factores de costo. Un renminbi débil aumenta el precio de los productos importados para los consumidores chinos. También aumenta los costos de los insumos importados para las exportaciones chinas, lo que limita el impulso potencial de las exportaciones.

5.      Evitar que se repita el año 2015. Una ola de capital salió de China en 2015 después de la llamada “devaluación del renminbi”. China utilizó aproximadamente un billón de dólares en reservas de divisas para estabilizar el renminbi y restaurar la confianza de los inversores. Las autoridades no quieren otra costosa derrota de confianza.

Natixis Global Asset Management es una firma de gestión de activos y fondos de inversión con sede en París, Francia. Tenía alrededor de 776.400 millones de euros en capital inversión bajo administración en marzo de 2016.​ La compañía es la segunda empresa de su sector en el mercado francés.​

 

Compartir: