Expresidente ejecutivo del banco BBVA, investigado por supuesto caso de espionaje

Un magistrado que investigó un supuesto caso de espionaje en el banco español BBVA amplió su investigación el martes al expresidente ejecutivo Ángel Cano, dijeron el martes dos fuentes judiciales.

Las fuentes dijeron que, a Cano, otro exejecutivo de BBVA, cuatro empleados actuales de BBVA y otras dos personas vinculadas al banco se les dijo que comparecieran el cuatro de julio y el cinco de julio ante el juez de instrucción Manuel Garcia-Castellon, quien está investigando las acusaciones de soborno activo y la divulgación de información secreta.

“Estos cargos se presentan porque el caso contiene elementos de delitos”, dijo una de las fuentes.

Cano no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, mientras que BBVA se negó a comentar sobre los testimonios de exejecutivos, además de decir que la investigación judicial estaba avanzando.

Los testimonios de los exejecutivos de BBVA son un paso importante en una investigación legal de los contratos con un exjefe de policía encarcelado, José Manuel Villarejo, de quien el periódico El País y otros medios dijeron que el banco fue contratado para espiar a los principales ejecutivos de un posible comprador, el constructor Sacyr en 2004.

El caso se remonta a 15 años, pero los últimos desarrollos han revivido la cobertura de las acusaciones en los medios de comunicación españoles.

En febrero, el banco dijo que no había notado ningún impacto en su negocio, pero dijo que el caso podría tener un “impacto negativo en la reputación o el impacto económico”.

En marzo, Francisco González renunció temporalmente a su cargo como presidente honorario de BBVA para evitar cualquier daño a la reputación del banco español durante la investigación, aunque aún no se lo ha llamado a declarar en este caso.

Cano, quien fue presidente ejecutivo de BBVA de 2009 a 2015, declarará el jueves.

El banco ha reconocido oficialmente que contrató a Grupo Cenyt, una empresa de seguridad propiedad de Villarejo que fue arrestado en 2017 como parte de una investigación separada y permanece en la cárcel.

Carlos Torres, quien reemplazó a González como presidente ejecutivo en enero, dijo que Cenyt brindó varios servicios a BBVA, pero que el banco no encontró evidencia de espionaje.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias