Fitch advierte que trabajos en Hidroituango podrían tardar más de tres años

Luego de que Fitch Ratings asignara la calificación BBB a la emisión de bonos propuesta por Empresas Públicas de Medellín (EPM), la agencia tiene sobre la compañía una observación de calificación negativa debido a la incertidumbre que hay en el proyecto Hidroituango.

“La observación de calificación negativa de EPM refleja la incertidumbre continua con respecto a la causa y las consecuencias de un deslizamiento de tierra que bloqueó el sistema de desvío auxiliar del proyecto Hidroituango de EPM el 28 de abril de 2018”, dice la calificadora.

Agrega que debido a este inconveniente habrá sobrecargas en los costos finales del proyecto. Así mismo, explica que estas complicaciones técnicas y de infraestructura harán que la fecha de operación comercial de Hidroituango se pueda retrasar más allá de tres años.

“La incertidumbre relacionada con el proyecto puede continuar durante los próximos seis a 12 meses. A Fitch le puede llevar más de seis meses resolver la observación negativa sobre EPM”, dijo.

“Hasta que EPM sea capaz de completar la eliminación de material en la power house, así como completar el diagnóstico y la estabilización de los túneles y la caverna de Hidroituango, la magnitud y el impacto del daño a la infraestructura existente sigue siendo incierto”, advirtió Fitch.

Venta de activos

Fitch Ratings sostiene que el apalancamiento de EPM disminuirá en 2021 si las ventas de activos (ISA y Adasa) concluyen con éxito en el corto plazo.

“El hecho de no monetizar activos seleccionados o la ausencia de medidas de soporte adicionales para fortalecer la liquidez de EPM podría dar lugar a métricas de apalancamiento sostenidas lo que constituye un posible evento desencadenante para una acción de calificación negativa”, advirtió la agencia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias