Peso colombiano aún tiene margen de valorización por factores externos

533

En su informe del mercado cambiario para julio de 2019, Ultraserfinco detalla que, al cierre del primer semestre del año, la consolidación de una postura más “acomodaticia” por parte de los principales bancos centrales (liderados por la FED), facilitó un ajuste a la baja en el valor relativo del dólar en el mundo, no solo frente a desarrollados sino frente a los mercados cambiarios de economías emergentes.

A su vez, la evolución del precio del crudo y la percepción de riesgo sobre la deuda soberana siguen apuntando a que el espacio de valorización del peso colombiano sigue siendo importante en el futuro próximo.

Ultraserfinco señala que, de todos los casos considerados entre los mercados emergentes, el de Colombia es el que muestra un mayor ajuste sostenido al alza a pesar de la estabilidad de su tasa de intervención.

Parte de la explicación es la reducción en la volatilidad, tras despejarse la especulación sobre una rebaja en la calificación soberana y suspenderse el efecto pro cíclico de las compras de dólares por parte del Banco de la República.

Sin embargo, a pesar de la mejora en el indicador, este se encuentra por debajo de lo observado en el pasado reciente. Si lo anterior se vincula a la preocupación expresada por el banco central en torno a las cifras del sector externo y al nivel de reservas internacionales, parece natural esperar un ajuste al alza en la tasa de intervención.

En el conjunto de monedas consideradas se destaca la fuerte corrección observada de los mercados de Brasil y de Sudáfrica. Como excepción a la regla se encuentra el caso del peso mexicano, el cual sigue reportando un fortalecimiento en los últimos 12 meses, aunque en una magnitud inferior a la reportada un mes atrás.

Este ejercicio muestra que el peso colombiano sigue siendo la moneda con el mayor desajuste frente a la tendencia observada. Si bien se pasó de una devaluación 12 meses de 16% a una cercana a 10%, este último registro sigue siendo una de las mayores diferencias frente a la estructura observada en los mercados emergentes analizados.

Compartir: